Posts 11600 posts Fotos 8851 fotos Camara 1531 videos Comment 86 podcasts Author 6419 usuarios Grupos 235 grupos Bulb 493 ideas
Rincón web de Yam
Yamil R. Monta√Īa

Herejías y tentaciones menores

Un espacio para mover ideas, provocar el debate y aprender del diálogo abierto y desenfadado que motivan las nuevas tecnologías y las tendencias del sector del turismo.

Yamil R. Monta√Īa
Publicado por Yam el 6 de Noviembre de 2008

Elogio de la Blogsfera y demencia digital es lo que padecemos, la Red ha enblogquecido, la palabra es mía y su significado obvio. Internet está más que saturada, contaminada de blogs y no es una exageración. Pero esta suerte de fiebre colectiva, que ha depositado en exceso un extremo fervor, no es más que una moda pasajera que se diluirá con el desmesurado crecimiento de la Red y sobre todo con el advenimiento de nuevas herramientas que eclipsarán a otras.

Primero fueron las listas de discusi√≥n, despu√©s los boletines electr√≥nicos, m√°s tarde los foros web y despu√©s las salas de chat, pero todo esto no era m√°s que la aburrida Web 1.0, simplona y sin mu√Īequitos, clara y efectiva, incluso m√°s segura con el Dial-Up detr√°s y protocolos de acero como el UUCP que ya nadie recuerda.

Entonces lleg√≥ la banda ancha, el ADSL, las conexiones inal√°mbricas, protocolos de gran velocidad y desparpajo como el SMTP que comenzaron a cambiarle el rostro a la Red. Y llegaron los wikis, la tiran√≠a de los metabuscadores, los blogs y las redes sociales. En fin, la Web 2.0 alardeando de interactividad, de su look s√ļper AJAX y de la supuesta coronaci√≥n del usuario que, hipot√©ticamente, deb√≠a ser amo y se√Īor de la Red, y claro est√° tambi√©n de las aplicaciones.

La Web 2.0 tiene mucho de falacia, es cierto que es una verdadera liberaci√≥n de tendencias tecnol√≥gicas, un hervidero de ideas que van a la velocidad de la luz, pero no deja de ser un caos, el golpe m√°s bajo al usuario, una saturaci√≥n gr√°fica, un campo minado por el marketing online y una p√©rdida de rumbo hacia esa √ćtaca tan necesaria que es la Web Sem√°ntica (me resisto a llamarla por un n√ļmero) que no es m√°s que una vuelta a la simplicidad de la primera web, pero con saz√≥n inteligente, intuyendo siempre las necesidades del usuario y aprendiendo del √©l, lo que significa m√°s √ļtil y por supuesto m√°s decantada.

En estos momentos seremos testigos de muchos experimentos marcados por la websaturaci√≥n de todo lo que nos rodea: aplicaciones ofim√°ticas web, juegos con look de web, aplicaciones industriales web, sistemas operativos con aspecto web, multimedias aderezadas con componentes web. Todo lleno de pesta√Īas biseladas, cajas de di√°logo m√≥viles, textos retr√°ctiles, tiras de im√°genes y v√≠deos embebidos, cuestionarios de satisfacci√≥n al cliente, miniaplicaciones de todo tipo para cambiar el color de textos, poner animaciones a diestra y siniestra, mandar mensajes instant√°neos y muchas otras cosas m√°s de estupenda inutilidad. Lo peor es que muchas veces el usuario no puede suprimir toda la maritr√≥nica (entendamos circo y desparpajo visual) a la que es sometido y el cuento de la personalizaci√≥n, que lo inviste se√Īor y due√Īo de la aplicaci√≥n, se va al garete, incluso son muchas las veces que no puede suprimir la publicidad, ni controlar su aparici√≥n.

Lo raro es que la fiebre de la Web 2.0 tiene sus bastiones en los blogs y los que m√°s la fomentan son sencillos, muy estructurados y evitan cualquier grafikismo (birria gr√°fica con tendencia friki). Incluyen herramientas muy variopintas, pero son mesurados. Lo cierto es que son muchos los enblogquecidos, ya no hay quien no tenga un blog, ya no hay quien no postee. Los blog se han convertido en un contrapoder, en una especie de herramienta ‚Äúm√°gica‚ÄĚ para influir en el consumidor, pero tambi√©n para confundir con sus apolog√≠as sobre la ‚Äúnueva era‚ÄĚ tecnol√≥gica que vivimos. Escasean las pol√©micas, la duda, la sospecha y por extensi√≥n la modestia. En fin que al enblogquecer abres una puerta unas veces a la luz y otras a las sombras.

Lo √ļnico que me deja tranquilo es saber que despu√©s del caos viene el esplendor. Para entretenerse y disociarse el usuario tiene los videojuegos, el cine y aplicaciones, como los casinos online, a los que va con un prop√≥sito claro, pero cuando se trata de obtener un beneficio √ļtil de la Red, ll√°mese una muda de ropa, un viaje o un electrodom√©stico, el usuario no quiere perder el tiempo, ni que lo timen con promesas falsas y lo saquen de su objetivo controlado por una necesidad. Blogs con cantos de sirenas, redes sociales sin prop√≥sitos claros y aplicaciones llenas de interfaces c√≥smicas no van a fidelizar a un usuario, simplemente lo espantar√°n y lo convertir√°n en un potencial sospecho de este tipo de aplicaciones.

La Red se hace cada vez m√°s incontrolable y crece de una manera descomunal, los niveles de transferencia tecnol√≥gica son muy elevados y el mercado se satura de tecnolog√≠a y tendencias, por lo que obliga a la cautela, al riesgo con certeza si se tienen claro los objetivos y a disponer de una capacidad descomunal para adaptarse a los nuevos cambios y lograr competitividad. Sin embargo, por mucho que especulemos el tiempo no es el que tiene la √ļltima palabra, todo lo contrario, es el usuario el que la tiene, el que siempre nos est√° hablando, pero que raras veces escuchamos.

Tags: Tecnología, Web 2.0, Web 3.0, Web Semántica, blogs, wikis, correo electrónico, post, listas de discusión, Enblogqueciendo, Red, Internet, UUCP, SMTP, protocolos
Licencia: Reconocimiento
A√Īadir comentario 2 comentarios
Esther Mascaró Puntí
#1 Esther dice:

Hola, Yam, bienvenido a esta Comunidad.
Despu√©s de haber le√≠do tu post, no veo que se corresponda con el titular!! Pienso que lo que haces es una defensa del 2.0 como debe ser y para lo que debe servir, y estoy de acuerdo con casi todos tus comentarios, menos con este: "Escasean las pol√©micas, la duda, la sospecha y por extensi√≥n la modestia", bueno, s√≠, s√≠ que lo estoy en la √ļltima parte porque ciertamente la modestia escasea en todas partes, pero quiz√° m√°s en un espacio donde los mediocres tambi√©n han encontrado su agujero y han podido colgar su foto.
Yam, pienso que si el 2.0 sirve s√≥lo como transici√≥n a algo mejor, ya vale la pena, ¬Ņno? Se llame como se llame.
Tambi√©n pienso que todos nosotros, como usuarios, tenemos el poder de hacer que esa parte oscura de la que hablas no se produzca, que del caos y la avalancha seamos capaces de extraer alg√ļn conocimiento, leyendo, analizando y utilizando nuestra capacidad de discernir. Lo que m√°s me gusta de esto es que no se trata de tecnolog√≠a, sino de personas. Por lo tanto, nosotros -usuarios, empresarios, clientes, viajeros, bloguers- tenemos el poder. Incluso el poder de cerrar el ordenador y salir a pasear por el mundo real.
Un saludo!

Escrito el 6 de Noviembre de 2008, hace m√°s de 4 a√Īos
Yamil R. Monta√Īa
#2 Yam dice:

Gracias Esther, es "extenso" post es una provocación, pero en el fondo hay que reconocer, a partir de la sabiduría d elos viejos boleros, que el odio es amor. La parodia, la sátira y la crítica parten de un secreto amor que nos hace, con perdón de Umberto Eco, unas veces apocalíticos y otras integrados. Es muy saludable tu espíritu y necesariamente contaminante. Un saludo mediterráneo.

Escrito el 6 de Noviembre de 2008, hace m√°s de 4 a√Īos