Posts 11600 posts Fotos 8851 fotos Camara 1531 videos Comment 86 podcasts Author 6419 usuarios Grupos 235 grupos Bulb 493 ideas
Rincón web de Luis
Luis Simpson

El blog de Luis Simpson

Luis Simpson

Hay una pregunta que lleva un tiempo dando vueltas aquí ¿Traerá la innovación más turistas a nuestros destinos?

Los miembros de la comunidad, en su gran mayoría, han respondido la pregunta con un No rotundo ò al menos el No, lo han expresado partiendo de un deseo u otro análisis. Otros han evadido una respuesta directa y con ejemplos e ilustraciones han plasmado las ventajas de la innovación, tanto desde el punto de vista de su influencia en la eficiencia como en la efectividad, pero han dejado la duda de si traerá o no…Al menos así lo he interpretado.

 

Antes de explicitar una respuesta definitoria expondría otra pregunta… ¿Traerá la innovación más competitividad a las empresas turísticas, hoteles y destinos?

 

Creo que ante esta pregunta, no difieran mucho las respuestas…, siempre que tengamos en cuenta, que hemos escogido el camino correcto y que esa innovación siga la corriente de ese camino.

“La base para la creación de una ventaja comienza por el conocimiento del cliente, sus necesidades manifiestas y latentes, las tendencias de cambio de sus gustos, deseos y comportamiento, de ahí surge la oportunidad, que será posible satisfacer por la empresa siempre y cuando, exista viabilidad técnica, comercial y económica para desarrollar la oferta, la cual será base material de la ventaja y esencia de la entrega de valor para el cliente.”
Tal ventaja solo podrá sostenerse si existe un proceso de innovación sistemática, facilitado por la dirección  y que condicione la cultura organizacional del aprendizaje apropiada, para impulsar y desarrollar, la creatividad y el cambio. La ventaja competitiva se fortalecerá, ampliará sus recursos, enlazando cultura y tecnología, lo que hará mucho más difícil su imitación.

El valor futuro en un hotel, estará centrado en todo el proceso creativo de este, en especial hacia la comunicación, servicio o experiencia, aunque debemos previamente tener muy claro a qué cliente queremos entregarle nuestro servicio, establecer esa comunicación y hacerlo disfrutar de nuestra experiencia, qué queremos servirle, comunicarle y hacerle experimentar y cual es el soporte de valor en términos de ventaja, que garantice el posicionamiento deseado. Todo ello implica trabajar con una filosofía de orientación hacia el cliente y valorar las competencias de modo de crear la ventaja para ser competitivos.


Según Michael Porter, la ventaja competitiva se deriva fundamentalmente de la mejora, la innovación y el cambio, abarca todo el sistema de valor y se mantiene solamente gracias a mejoras constantes.


Para mantener la ventaja, se necesita que sus fuentes se perfeccionen y se requiere un planteamiento global de la estrategia.
Crear una ventaja competitiva requiere de una actitud estratégica de la organización, en constante examen de nuevos recursos de ventaja o de afianzar la existente y ello implica un enfoque de la dirección, que incite una actitud hacia el aprendizaje “tecnológico”, que avale la innovación o la adaptación tecnológica.
Existen dos tipos básicos de ventajas competitivas que puede posee una empresa: costos bajos o diferenciación.

Los bajos costos significan reducirlos, de modo que la organización posea los menores respecto a la competencia, sin dejar de crear valor para el cliente.

La diferenciación es crear un valor único para el cliente, quien estaría dispuesto a pagar, en correspondencia con un valor creado, superior al ofrecido por la competencia. La importancia de cualquier fortaleza o debilidad que posee una empresa es, en su esencia, una función de su impacto sobre el costo relativo o la diferenciación”

Partiendo de esto, la mayoría de las definiciones de competitividad empresarial se expresan en la necesidad de lograr una posición de mercado frente a la competencia:

 

J. Mathis, J. Mazier y D. Rivaud-Danset: “La aptitud para vender aquello producido”,

C. A. Michalet, 1981: Aquella empresa que resulta victoriosa o en una buena posición, en la confrontación con sus competidores en el mercado”

 

J. Alic, 1987: “La capacidad de las empresas de un país dado, de diseñar, desarrollar, producir y vender sus productos en competencia con las empresas radicadas en otros países”

 

European Management Forum, 1993: “La capacidad de los industriales para diseñar, producir y vender mercancías y servicios cuyas características de precio y calidad constituyen un conjunto más atractivo que el de los competidores”

 

Antonio Francés,1994:“La capacidad de una empresa para colocar sus productos en el mercado y que los mismos sean preferidos a los de la competencia”  


 
 José A. Alonso: “La capacidad de una empresa para mantener o incrementar de manera sostenida su cuota en un determinado mercado”

 

M. Porter (1990) considera que la productividad, es el factor que refleja el desarrollo y crecimiento económico de un país y es precisamente de esta manera que define la competitividad de una nación y la productividad refleja “la capacidad de la industria para innovar y mejorar".

 

Una de las finalidades del aumento de la productividad es, precisamente, la creación de valor añadido y el logro de ventajas esenciales, pues ella enfatiza tanto en la calidad del producto en sí, como en el servicio, el aprovechamiento y dominio de la tecnología, conocimiento y capacidades, lo que trae consigo un aumento de las ventajas competitivas. El trabajo constante sobre esa productividad, convierte esas ventajas en sustanciales y sostenibles.

La Productividad puede ser medida en todas y cada una de las actividades dentro de un hotel. De cómo se desarrolle cada una, depende la eficiencia del hotel y de cuales se desarrollen y de qué forma con respecto a otros, la efectividad. El resultado de todas esas actividades son las ventajas competitivas del hotel.

 

A partir de lo aquí expresado, podríamos concluir que la innovación, trae consigo un aumento de la productividad, valor añadido, ventaja competitiva, o sea, competitividad, en cualquier orden que se quiera y que por ende, en todos y cada uno de esos aspectos, se incluye la calidad…y que además, si es un aspecto utilizado con sistematicidad, todas esas ventajas, mejoramientos y aumentos, se vuelven sostenibles y sustentables…, entonces… ¿Cómo respondería a la pregunta del inicio? ¿Traería la innovación más turistas…?

 

, definitivamente, traería más turistas, de aquellos a los que se dirigiera nuestra oferta, ya sea de un servicio, hotel o destino…y de estar ajustado yo a esta oferta, ahí estaría, como también creo, que a la mayoría de los que se encuentren en esa dirección de segmento de mercado, les encantaría visitar, disfrutar y experimentar, servicios ofrecidos de esta manera… en función de la satisfacción…

 

¿No lo creen?

¿No les apetecería visitar un lugar hecho a su medida, con alta productividad, innovación constante, creatividad, calidad del servicio y todos los demás etcéteras?



Tags: Innovaciòn turìstica
Licencia: Reconocimiento
Añadir comentario 0 comentarios