Posts 11600 posts Fotos 8851 fotos Camara 1531 videos Comment 86 podcasts Author 6419 usuarios Grupos 235 grupos Bulb 493 ideas
Grupo ANECDOTARIO TURISITICO

Blog del grupo ANECDOTARIO TURISITICO

Marina Boggio
Publicado por Marinyn el 8 de Noviembre de 2009

A veces no nos damos cuenta de lo peque√Īos que pueden ser los sitios en que nos movemos.

Una noche entr√≥ al hotel una se√Īora t√≠mida y cansada. Con un susurro me pidi√≥ una habitaci√≥n, pero aclar√≥ "que sea grande, es que soy claustrof√≥bica". Le expliqu√© que todas nuestras habitaciones ten√≠an m√°s o menos el mismo tama√Īo, pero ten√≠a libre una con terracita, que al menos pod√≠a salir a tomar el aire si lo necesitaba.

La mujer aceptó con resignación. Parecía una vieja ama de casa, de esas que no se hallan fuera de su entorno, y mientras apuntaba los datos me preguntaba qué le habría pasado. Parecía un fantasma, sin maleta, ni una bolsa, angustiada, sola.

Cuando le di la llave su temor aument√≥. Hab√≠a llegado el momento. Para que se sintiera m√°s segura la acompa√Ī√© hasta la habitaci√≥n y me asegur√© de que no se sent√≠a mal, y de que no quer√≠a que llamara a un m√©dico.

Mientras me decía que estaba bien se le caían las lágrimas.

"¬ŅNo te puedes quedar conmigo?" me pregunt√≥. "No, lo siento, tengo que estar en la recepci√≥n, pero usted puede quedarse en el hall o llamarme cuando necesite algo", respond√≠. "Tambi√©n puede dejar la puerta o la ventana entreabiertas, no va a pasarle nada, es un lugar muy seguro." No s√© si eso la hac√≠a sentirse m√°s tranquila o le daba m√°s miedo.

No recib√≠ ninguna llamada por la noche, ni baj√≥ a visitarme tampoco. Llegar hasta ah√≠, pasar por las escaleras, estar en un sitio desconocido, debe haber sido demasiado agotador, como debe ser agotador en extremo vivir en un mundo tan peque√Īo, tan apretado, tan cercado, y rodeado de gente que no tiene¬†esas sensaciones.

Todos los que tengan alguna fobia lo entender√°n.

 

Tags: Hoteles, anécdota, fobias, miedos
Licencia: Reconocimiento
A√Īadir comentario 12 comentarios
Montse Ferrer Sans
#1 montse dice:

Yo no tengo fobias (al menos, no conocidas, como las alergias), pero dirijo un muy peque√Īo hotel y no siempre vemos parejas rom√°nticas o grupos de amigos con ganas de disfrutar de un peque√Īo lugar. Tambi√©n nos usan para consolar momentos duros (enfermedades apunto de muy mal parar, desgracias familiares...).
Tengo curiosidad, cómo terminó?

Escrito el 8 de Noviembre de 2009, hace m√°s de 3 a√Īos
carlos Hernandez
#2 carlos dice:

Si, por favor, como terminó, me has dejado con la camisa que no me llega al cuerpo. Narras muy bien, pero haz el favor de contarnos que paso con esta pobre mujer.

Escrito el 8 de Noviembre de 2009, hace m√°s de 3 a√Īos
Annie Burbano

Cuando yo trabajaba en un hotel en Madrid, llego una se√Īora en parecidas condiciones y se estuvo un par de d√≠as, cuando salio de su habitaci√≥n me dijo "bueno Juan Carlos no me ha encontrado, sabe usted, a m√≠ el rey me persigue y tengo que esconderme de √©l".

Escrito el 8 de Noviembre de 2009, hace m√°s de 3 a√Īos
Amalia V√°zquez Mora
#4 amavazquez dice:

Yo también me he quedado intrigada por cómo acaba la historia, la verdad...

Escrito el 8 de Noviembre de 2009, hace m√°s de 3 a√Īos
Marina Boggio
#5 Marinyn dice:

Cuando llegu√© al trabajo la noche siguiente la se√Īora no estaba. No la volv√≠ a ver, por lo que creo que tuvo alg√ļn problema puntual ese d√≠a. Mis compa√Īeros me dijeron que cre√≠an que la mujer estaba un poco loca, pero yo creo que no. Creo que tuvo un mal d√≠a, de esos que caen cada tanto, y adem√°s la claustrofobia es uno de los problemas m√°s molestos que existen.
Me habr√≠a gustado que me contara lo que le pasaba, y en cierta forma le di la libertad de hacerlo al invitarla a que se quedara conmigo en el hall, pero no lo hizo. Puede que tuviera verg√ľenza, o demasiado cansancio, o puede que necesitara guardar esas cosas para ella. Dormir tambi√©n es pasar p√°gina.
Lo extra√Īo de la situaci√≥n no fue la claustrofobia en s√≠, porque hay mucha gente con fobias por el mundo, fue la suma de detalles que parec√≠an fuera de lugar: una se√Īora de su casa sola por ah√≠ en medio de la noche, su sensaci√≥n de tristeza inconsolable, su silencio, el hecho de que no llevaba el menor equipaje m√°s que lo puesto. Parec√≠a esos personajes de las pel√≠culas que se despiertan de un sue√Īo 200 a√Īos despu√©s y no encajan ni entienden nada de lo que los rodea.
Desgraciadamente no sé cómo acabó la historia, aunque imagino que no acabó sino continuó. Incluso puede que esa noche haya sido el comienzo de otra historia para ella. Puedo seguir hasta el final las historias que caben en las 8 horas de mi turno, o las que se explicitan o trascienden a los demás turnos, pero este no fue el caso.
Después me puse a pensar que a pesar de todo lo que nos dedicamos a decorar y hacer nuestro hotel más bonito y acogedor, hay clientes que desearían paredes transparentes, habitaciones interminables, o ni siquiera tener que dormir en un hotel jamás, y para ellos hay que buscar nuevas ofertas.
Gracias a todos por los comentarios! Besitos!

Escrito el 9 de Noviembre de 2009, hace m√°s de 3 a√Īos
Montse Ferrer Sans
#6 montse dice:

Marynin es delicioso lo √ļltimo, tu √ļltimo p√°rrafo.
" hay clientes que desearían paredes transparentes, habitaciones interminables, o ni siquiera tener que dormir en un hotel jamás, y para ellos hay que buscar nuevas ofertas "
Me has dejado sin m√°s.
Que gusto que en esta Comunidad pasen este tipo de personas

Escrito el 9 de Noviembre de 2009, hace m√°s de 3 a√Īos
carlos Hernandez
#7 carlos dice:

Estoy con Montse. Me ha encantado la forma de rematar esta anécdota. Y no dejes de escribir, de verdad que es increible la capacidad que tienes para trasmitir. No es broma.
Hace tiempo que vengo pensando que dadas las buenas anécdotas que se están colgando en este grupo, y donde ya llevamos algunas docenas, es posible que dentro de poco hagamos una selección de las más comentadas, votadas y valoradas para hacer un primer e-book. Creo que si lo hacemos bien, y viendo la cantidad de cosas divertidas y peculiares que aprecen por aquí, a medio plazo pueden suponer una sucesión de libros digitales muy interesantes para ver la otra cara, -la que menos documentación tiene-, del sector turístico en el que nos movemos. Ya os iré informando.
Y gracias por el relato.

Escrito el 9 de Noviembre de 2009, hace m√°s de 3 a√Īos
Miguel Canals
#8 mcm dice:

Bonita historia y muy bien redactada. Enhorabuena pues me me has dado que pensar. Gracias.

Escrito el 9 de Noviembre de 2009, hace m√°s de 3 a√Īos
Marina Boggio
#9 Marinyn dice:

Gracias a todos por el aliento. Apenas tenga un ratito subiré más anecdotas. Carlos, me parece muy buena la idea del e-book. Me apunto para lo que haga falta. Besos!

Escrito el 10 de Noviembre de 2009, hace m√°s de 3 a√Īos
Arantxa Ros
#10 Arantxa dice:

Marinyn
relato a tener muy encuenta.Si las paredes de las habitaciones de hotel hablaran, qué de cosas nos contarían!
Estoy de acuerdo con Montse, los hoteles, sirven muchas veces de válvula de escape para situaciones que nada tienen que ver con placenteras vacaciones, que fantástico sería poder ofrecer habitaciones especiales, para situaciones especiales.

Escrito el 16 de Noviembre de 2009, hace m√°s de 3 a√Īos
Montse Ferrer Sans
#11 montse dice:

Pues esto que comentas Aran, sabes que es muy interesante? A m√≠ siempre me sorprende que todas las ofertas hoteleras se concentren en situaciones sonrientes y super-l√ļdicas

Escrito el 16 de Noviembre de 2009, hace m√°s de 3 a√Īos
PAZ RISUE√ĎO VILLANUEVA
#12 PAZ dice:

Marynin, me ha encantado tu historia y, especialmente, su sensibilidad para compartirla.Gracias.

Escrito el 26 de Noviembre de 2009, hace m√°s de 3 a√Īos