Posts 11600 posts Fotos 8851 fotos Camara 1531 videos Comment 86 podcasts Author 6419 usuarios Grupos 235 grupos Bulb 493 ideas
Rincón web de LolaVicente
Lola Vicente Alzuaz

eventonomía

Blog de Congresos Navarra donde hablamos de organización de congresos y eventos, tendencias en el mundo empresarial y protocolo.

Lola Vicente Alzuaz
Publicado por LolaVicente el 24 de Mayo de 2011

 Una de las tendencias que se detecta en el sector turísticos es el llamado “turismo de eventos” es decir, la creación un acto o serie de ellos con objeto, dicho burdamente de “atraer visitantes”. Esta tendencia se puede apreciar tanto en las grandes capitales como en pequeñas poblaciones. La programación de ciclos musicales internacionales, festivales de cine, representaciones teatrales y operísticas, macroconciertos, exposiciones se celebran en estas grandes ciudades. Dedicar una jornada o una semana a un producto alimentario local, a conmemorar un periodo histórico de esplendor o a resaltar una tradición folklórica corresponde a ciudades y pueblos de tamaño más pequeño. En Navarra tenemos una buena muestra de esta tendencia que lleva unos años de consolidación: día del espárrago, semana barroca, exaltación de la verdura… todos somos capaces de citar un buen puñado de ejemplos sin necesidad de esforzarnos mucho.
 
La creación, promoción y realización de estos “eventos” busca el atraer visitantes que generen ingresos en hoteles, restaurantes, empresas de servicios turísticos y comercios en general durante el día o días de celebración. La estancia de varios cientos o de miles de personas en una población durante un periodo de tiempo más o menos corto proporciona ingresos económicos inmediatos a las empresas del entorno.
 
Otro de los principales objetivos de estos actos es “colocar” en el mapa turístico a esa población y actuar como reclamo promocional para conseguir que se convierta en un destino turístico.
 
Así, si la creación de eventos, de grandes eventos es una tendencia en el turismo para atraer turistas y visitantes, la cuestión que rápidamente se plantea es qué pasa con los “grandes eventos” creados digamos de forma natural. Qué sucede en esas ciudades durante la celebración de ese evento tan atractivo para “propios y extraños”, qué se ofrece al público para seguir atrayéndolo edición tras edición. Las respuestas a estas preguntas las obtenemos pensando en nuestras fiestas de San Fermín.
 
Sin duda que tener unas fiestas de “fama mundial” tiene muchísimas ventajas: miles de visitantes y turistas llegan a la ciudad, consumen en nuestros establecimientos turísticos y comerciales, disfrutan del entorno, de la diversión, muchos vuelven año tras año. Durante 9 días al año, en buena parte del mundo es difícil sustraerse a la información sobre los encierros y las fiestas sanfermineras, es decir, se consigue que Pamplona se ponga en el mapa turístico y se hable de ella. ¡Cuántas ciudades no desearían tener un reclamo turístico de esa envergadura!
 
 La gran concentración de visitantes en tan pocos días tiene también sus inconvenientes, los conocemos, no vamos a pararnos en ellos, unos tienen solución o mejora y otros difícilmente la tienen. En lo que debemos pararnos a pensar y mucho es en cómo rentabilizar, cómo aprovechar esa ingente “energía turística” de las Fiestas de San Fermín para atraer turistas a lo largo de todo el año, cómo debe ser la comunicación de la fiesta y de Pamplona, qué debemos ofrecer y cómo de esa fiesta “sin igual” fuera de los 9 días de julio, qué eventos relacionados con los sanfermines podemos crear a lo largo del año. El sector turístico navarro debe ponerse a pensar y a actuar en cómo sacar partido turístico a las Fiestas de San Fermín durante 356 días al año.
 
Afortunadamente van surgiendo en Pamplona iniciativas al respecto, festival de cine centrado en fiestas singulares, proyecto artístico que vincula ciudadanos, comercio y las tres “r” teniendo como tema los Sanfermines, un congreso de ciudades “titulares” de fiestas singulares, así que es probable que en los próximos años hayamos conseguido que nuestras fiestas sean una atracción turística a lo largo de todo el año.

Publicado en www.navactiva.com

Tags: turismo, eventos singulares, congresos, fiestas, festivales
Licencia: Reconocimiento
Añadir comentario 3 comentarios
Eduardo Serrano Martínez
#1 7812074 dice:

Lola:

Totalmente de acuerdo.

Precisamente en durante el Campeonato Nacional de Barmans y Maîtres CIudad de Segovia, evento con más de 35 ediciones y gran éxito dentro de su moderado ámbito, conversaba con un compañero de Zaragoza, secretario de nuestra Federación Nacional de Profesionales de Sala de España, sobre muchas ciudades españolas, que compiten por tener un gran aeropuerto, muchos vuelos y un gran Palacio de Congreso, sin darse cuenta de que esa estrategia es pan para hoy y hambre para mañana.

Pan mientras dure el desarrollo de las macro infraestructuras que lógicamente acarren inversión y creación de puestos de trabajo y hambre ante la realidad de que las grandes citas congresuales seguirán apostando por las grandes urbes bien comunicadas (de forma continuada y a diario), porque les suponen menos quebraderos de cabeza.

La mayoría de los destinos españoles que intentan competir en el mercado de grandes eventos y congresos, están obcecados por captar los más grandes entre éstos, sin darse cuenta de que no tienen la elasticidad para crecer y adaptar sus infraestructuras, así como servicios, ante una demanda puntual, y que mejor harían en captar muchos eventos pequeños que les permitan crecer de forma sostenida.

;)

Eduardo Serrano

Escrito el 29 de Mayo de 2011, hace más de 2 años
Miguel Angel Campo Seoane

Excelente reflexión Lola, es curioso ver como en muchas de nuestras ciudades y poblaciones turísticas, pretenden dotarse de infraestructuras por ejemplo en el caso de los Palacios de Congresos, de las que ya disponen por medio de la iniciativa privada, en salones de mayor o menor tamaño, sin pararse a pensar en cuantos eventos de esas características podrán captar a lo largo del año, convirtiendo las inversiones realizadas en una ruina para esa localidad, que termina sin poder mantenerla en activo. Lo mismo ocurre cuando multitud de poblaciones de una determinada zona turística, pretenden dotarse de infraestructuras deportivas, parques temáticos, etc., etc., queriendo cada una de ellas que los suyos sean mejores y mayores que los de sus vecinos, sin darse cuenta de que están haciéndose una competencia innecesaria que solo puede producir pérdidas para todos al no haber un mercado que pueda ser rentable para todos ellos, cuando sería mucho mas inteligente a juicio de quien esto escribe, ponerse de acuerdo para que en esa zona turística, cada población analice con las demás las necesidades de servicios que de una forma rentable para todos ellos, pueda dotarles de atractivos suficientes para poder ir trabajando todo el año, tal y como muy acertadamente propone Lola en este post.
¿Porque empeñarse en hacerse la competencia, para perder todos, cuando sería mucho más fácil, complementarse y acudir al mercado en concurrencia, que permitiese ganar a todos?
Porque en lugar de pensar en los grandes eventos, para los que seguramente habrá mejores ofertas, no se piensa en crear los atractivos que den vida a muchos pequeños eventos a lo largo de todo el año?

Escrito el 29 de Mayo de 2011, hace más de 2 años
Lola Vicente Alzuaz
#3 LolaVicente dice:

Buenas noches Miguel Angel y Eduardo:

Os agradezco los comentarios a mi post que corroboran la impresión que tengo de -que tenemos todos- de que los profesionales y los políticos trabajamos con criteriosy con medidas de tiempo muy distintas. Como decís las tendencias son a "copiar" lo que hacen los grandes, los vecinos, a construir grandes infraestructuras sin pensar si luego se podrán mantener en vez de potenciar lo que se tiene y promocionarlo con inteligencia.

Escrito el 2 de Junio de 2011, hace más de 2 años