Posts 11600 posts Fotos 8851 fotos Camara 1531 videos Comment 86 podcasts Author 6419 usuarios Grupos 235 grupos Bulb 493 ideas
Rincón web de campo_seoane
Miguel Angel Campo Seoane

¿NECESITAN LOS HOTELES ESPAÑOLES UN CAMBIO DEL MODELO DE GESTIÓN? I

En este blog se pretende abrir un debate sobre la necesidad o no de cambios en el modelo de gestión del sector hotelero, con especial atención a la forma en que se práctica el Revenue Management en esta industria.

Miguel Angel Campo Seoane
Publicado por campo_seoane el 1 de Julio de 2011 y actualizado el 28 de Diciembre de 2011

Nuevo enfoque a la comercialización hotelera: Enfoque a la rentabilidad de la comercialización hotelera. UNO

            El enfoque a la rentabilidad, se basa en un principio que choca frontalmente con los conceptos utilizados hasta el momento por la industria turística en general, y la hotelera en particular, bajo el equivocado eslogan, que he oído desde los inicios de mi vida profesional, de “HABITACIÓN VACÍA, HABITACIÓN PERDIDA” y que ante los resultados que detectaba en todos los análisis de establecimientos enfocados a la plena ocupación, cambié para mi uso personal, ya que muy pocos escuchaban mis argumentos, por el de “HABITACIÓN VACÍA, HABITACIÓN CON LA QUE SE PUEDE GANAR DINERO”.

            Desde el momento en que pase a dirigir mi primer hotel, como consecuencia de un trabajo de consultoría, me di cuenta de que los hoteles que trabajaban en busca de la plena ocupación, terminaban compitiendo en precios, en la idea de que una habitación que a las siete de la tarde podría quedarse vacía, si se vendía por 300 ptas., en aquellos lejanos tiempos, cuando el resto de habitaciones había sido vendido a 400 ptas., aportaba  la mayor parte de esas 300 ptas., a la cuenta de resultados, lo que era cierto, y hacía en un primer momento válido el argumento de quienes defendían ese tipo de comercialización.

            Sin embargo, cuando accedo a mi segunda dirección, lo hago en un hotel que trabaja prácticamente a plena ocupación, y que sin embargo pierde dinero, lo que me hace profundizar en el análisis de su comercialización, que enfocada a la plena ocupación hace que tenga contratadas parte de sus plazas, con un tour operador ingles y otro holandés, que les ofrecen una alta ocupación, y que con el complemento de algunas plazas contratadas con agencias españolas les garantizan una plena ocupación con precios bastante más bajos que los que podrían obtenerse de clientes directos, que nunca les ofrecerían los mismos niveles de ocupación. Es en el análisis de la comercialización de aquel establecimiento, que descubro un efecto que a mi juicio anula, la validez del argumento de quienes enfocan la comercialización a la plena ocupación, y que radica en el hecho de que cuando se venden los mismos servicios a distintos precios, al final, una vez que el mercado conoce las reglas del juego, la mayoría de los clientes terminan entrando por medio de las tarifas más bajas, lo que hace que cuanto mayor sea lo ocupación, más difícil resulta alcanzar la rentabilidad deseada, tendiendo ésta de forma constante a la baja.

            Es precisamente en aquellos momentos durante la primera mitad de la década de los setenta, que trabajo con el más importante tour operador inglés del momento, Clarksons con el que tengo más del 30% de mi riesgo, cuando comienza la primera crisis del petróleo afectando muy especialmente al mercado emisor inglés, comienza aquel operador a practicar lo que hoy conocemos como Revenue Management, haciendo que muchos clientes empiecen a retrasar la reserva de sus vacaciones en la esperanza de poder viajar por un precio mucho menor, y tengo la intuición de que por ese camino, no hay futuro para aquel tour operador, con lo que empiezo a exigir el pago según contrato, de forma que cuando al año siguiente, aquel operador presenta suspensión de pagos, no me debe ni una sola peseta.

            Esa quiebra, me hace totalmente consciente de que el Revenue Management basado en una política de precios, no es el adecuado para la industria hotelera, profundizando cada vez más en el análisis de su comercialización, ya que debido a la rigidez de su oferta, se ve imposibilitada de diluir los gastos fijos entre un mayor número de unidades de venta, como puede hacer la aviación y muy especialmente quienes comercializan productos de gran consumo, con bajos costes variables, por lo que mis estudios desde entonces, se dirigen a averiguar como afectan los gastos fijos a diferentes niveles de ocupación, para tratar de encontrar la estrategia que mejor garantice el logro de los objetivos de rentabilidad. En ese camino he ido desarrollando herramientas que me permitan conocer con un gran nivel de seguridad, mediante la diferenciación y la diversificación, como puedo influir en un mercado que enfocado normalmente a la plena ocupación, deja insatisfechas las expectativas de un gran número de clientes, que no encuentran seguridad de satisfacción en la mayoría de las ofertas que normalmente reciben.

            Este nuevo enfoque a la rentabilidad, exige tener ésta, valorada mediante una fuerte diversidad de objetivos parciales, que complementándose entre sí, formen un entramado de objetivos fácilmente controlables, que permitan la corrección de cualquier desviación de cada uno de ellos, que pueda afectar de forma negativa al objetivo final, al mismo tiempo que pueda permitir aprovechar y potenciar las desviaciones de carácter positivo, que puedan mejorar el nivel de rentabilidad deseado.

            El logro del objetivo final de rentabilidad, vendrá dado por la suma algebraica de los resultados de cada objetivo parcial, lo que requiere que en ningún caso exista un objetivo enfocado a la plena ocupación, por cuanto si para obtener una determinada rentabilidad, la estrategia para obtenerla fuese de plena ocupación, el resultado solo podría ser:

1)      EL ESPERADO, si se alcanzase la plena ocupación y se diesen todas las circunstancias en las que se apoyase esa estrategia.

2)      MENOR QUE EL ESPERADO, en cuanto no se alcanzase la plena ocupación al fallar los condicionantes de esa estrategia.

            De acuerdo con los dos puntos anteriores, parece lógico que el resultado efectivo de una estrategia enfocada a la plena ocupación, sea el que aparece en el apartado 2) en cumplimiento de la Ley de Murphy, al no tener en consideración otras alternativas, como las derivadas de conseguir el mismo o mejor resultado con menor ocupación, lo que me lleva a la conclusión de enfocar la comercialización de los establecimientos que paso a dirigir a

GARANTIZAR LA RENTABILIDAD DESEADA CON LA MENOR OCUPACIÓN POSIBLE

Tags: Hoteles, comercialización, lógica, precios, nuevo enfoque, rentabilidad
Licencia: Reconocimiento
Añadir comentario 10 comentarios
Javier S.T.
#1 JavierST dice:

Buenas tardes Miguel Angel,

Quisiera saber si finalmente has recopilado todos tus artículos en un libro como tenías pensado y si es así donde puedo conseguirlo.

Un saludo.

Escrito el 2 de Julio de 2011, hace más de 2 años
Miguel Angel Campo Seoane

De la colección de libros sobre gestión que estoy publicando recopilando en cada uno de ellos post relativos a su titulo, hay publicados hasta el momento cuatro que puedes encontrar en el siguiente link http://macsystem.bubok.e con los siguientes títulos
http://www.bubok.es/libros/200579/El-presupuest...
http://www.bubok.es/libros/200446/Mi-vision-de-...
http://www.bubok.es/libros/197233/Mi-vision-del...
http://www.bubok.es/libros/196777/Necesitan-los...
teniendo en preparación otros tres títulos para publicar probablemente pasado el verano.

Escrito el 2 de Julio de 2011, hace más de 2 años
Daniel Suarez Ayala

Ánimo Miguel Ángel! Sabes bien que en mi persona (y me consta que no seré el único), tendrás un atento lector de todos aquellos contenidos hoteleros que pudieras estar preparando ;-)
Un abrazo desde las soleadas islas afortunadas.
DSA

Escrito el 2 de Julio de 2011, hace más de 2 años
Jesús Ángel  Pardo Álvarez

Dice bien, comunero Campo Seoane, que se debe garantizar la rentabilidad deseada con la menor ocupación posible, más bien, después de haber analizado el punto de equilibrio hotelero. Su argumento adolece de palabra clave, aún siendo defensor de la rentabilidad y defendiendo su tesis que la rentabilidad si pero a un precio, incrustada en todas las negociaciones laborables:productividad. No la menciona.¿Cuánto produce la habitación x?, ¿la empleabilidad seleccionada produce según los parámetros designados?, ¿el consumo energético es rentable en función de su producción?, ¿El sr. director, su productividad de la comercialización provoca rentablidad?,...desde la economía nos enfoca al punto de equilibrio, la hotelería está obligada a encontrarlo. Un saludo veraniego

Escrito el 3 de Julio de 2011, hace más de 2 años
Miguel Angel Campo Seoane

Estimado Jesús, este post viene precedido de otros sobre el mismo tema, cuyos links te adjunto a continuación http://comunidad.hosteltur.com/post/2011-06-19-..., seguido dos días después de http://comunidad.hosteltur.com/post/2011-06-21-..., y el pasado día uno de la introducción a esta serie con http://comunidad.hosteltur.com/post/2011-07-01-..., en los que aparecen links a otros post en los que se trata con abundancia la productividad en todos los terrenos, el control de ésta y la figura del DIRECTOR DE HOTEL, que a mi juicio y a resultas de los resultados prácticos que podemos detectar en el mercado, está DESAPARECIDO EN COMBATE, y sustituido por múltiples figuras de directores: Comercial, financiero, Revenue Manager, Director de Compras, Director de Ventas, Director de Personal, Director de …., hasta donde queramos alargar la lista, para complementarla con aún más directores del Corporativo de las Cadenas Hoteleras.
Pero en la relación anterior falta EL DIRECTOR, esa figura que sabe a donde va, que coordina los servicios y sabe que personal necesita en cada circunstancia, porque vive el día a día del establecimiento que dirige, que define lo que debe producir cada habitación, que sabe organizar y controlar todos los medios necesarios, incluido el consumo fijo y variable de productos energéticos, electricidad o agua, que sabe lo que le cuesta cada servicio que ofrece en su establecimiento, que no necesita externalizar sus servicios, cediendo a otras empresas una parte de la rentabilidad que necesita la suya, porque en todo ello está implícita la productividad.
El problema es que en la hotelería actual, en la mayor parte de establecimientos, la figura del DIRECTOR ha sido sustituida por la figura de un Auditor Interno, que simplemente verifique cada día, si los parámetros de producción y costes, se ajustan a las previsiones programadas por una consultoría externa, tema sobre el que también he escrito como consultor el post http://comunidad.hosteltur.com/post/2009-05-03-..., o por el equipo corporativo de la empresa, que dejan la capacidad ejecutiva del director en no más de poder ofrecer la hoja de reclamaciones a un cliente al que no haya podido convencer para que no rellene la misma, actividad para la que le han pedido hablar al menos un par de idiomas además del propio del país, para que pueda ofrecer disculpas en el idioma del cliente insatisfecho con los servicios recibidos por falta de un DIRECTOR.
¿Cabe pensar que en un mercado de oferta, como es el actual en el mundo hotelero, exista rentabilidad, sin el máximo nivel de productividad?, por mi parte, pienso que es imposible, por cuanto la falta de rentabilidad exigiría que el precio no pudiese ser admitido por el mercado, y solo podrán permanecer en él, aquellos que logren los más altos niveles de productividad en todos los terrenos, para que su comercialización pueda enfocarse a objetivos mensurables y que puedan ser garantizados por una estrategia comercial a las circunstancias y características del establecimiento que en cada caso se esté dirigiendo.
En muchas empresas e instituciones, nos piden a quienes nos hemos dedicado a la formación cursos sobre Reducción de Costes, que siempre me he negado a impartir, por cuanto he defendido que yo puedo enseñar a optimizar los costes, que tanto puede llevar implícita su reducción como su aumento, porque los costes que corresponde realizar dentro de una determinada estrategia de posicionamiento en el mercado, no se pueden reducir, lo único que puede reducirse por ese camino, es la calidad de la oferta implícita en la estrategia, por lo que debe tenerse muy en cuenta que la productividad no se genera reduciendo el coste, ya que lo único que puede reducirse es el gasto innecesario o mal ejecutado, lo que no es más que la demostración palpable de una mala gestión del mismo.

Escrito el 4 de Julio de 2011, hace más de 2 años
Jesús Ángel  Pardo Álvarez

Agradecer sus línea pero no las comparto literalmente como usted no reafirma mi concepto de productividad aunque pretenda aceptarlo parcialmente. Puede sonar duro pero en sus post no menta la productividad si las palabras mágicas Revenue Management y tarifas, gasto y coste, ..Tengo un amigo experto digital que le diría que a esos conceptos le debe meter contenido s. XXI. Sus envíos se subtitulan, el primero, "Es necesario un cambio de enfoque en la comercialización hotelera" en el que nos coloca en un anterior post que tampoco plantea la productividad pero lo que usted barunta cuando el cliente realizar una reserva vacacional o de negocios habla de diversos factores pero no menta la productividad incluida la del usuario hotelero dentro de su máximo consumo, son items. Si habla porcentaje en función de un tiempo determinado.Tampoco, la productividad se analiza cuando se produce máxima ocupación y se puede perder por ventas inadecuadas debido a su consumo desmesurado. Usted dice si se ocupa x es rentable, donde aparece la productividad. Segundo link "Las características de un hotel condicionan su estrategia y resultados". Nos indica la rentabilidad se alcanza a través del servicio, la capacidad de sus gestores y, una pieza clave, su ubicación pero vuelve a no mentar el significado de productividad si realiza cálculos en búsqueda viabilidad. Me podrá aseverar que su productividad está afirmada en los resultado pero no se afirman en el origen. Tercer post según redacción "Nuevo enfoque a la comercialización hotelera.- Introducción", espero no exagerar peo ni escribe producir , producto o productividad en esta tercera entrega si de un cliente informado, viajado y "quemado" de las ofertas
(igual que Chicote cuando dice que un camarero debe estar informado de la actualidad, visitar ciudades distintas con sus idiomas y utilizar tus ofertas "combinaciones" para no quemar a tu ...), lo más reseñable es su distinción entre gasto y coste, pero no asevera el concepto productividad. Campo Seoane puedo estar de acuerdo con usted en la búsqueda RENTABILIDAD hotelera pero no comparto su parámetros de diagnósticos. Le propongo que nos indique la mejoría en la productividad hotelera para alcanzar, la palabra clave, rentabilidad de los hoteleros.

Escrito el 5 de Julio de 2011, hace más de 2 años
Miguel Angel Campo Seoane

Estimado Jesús:

Me encanta que haya “feed back” que ayude a ampliar la visión sobre lo que cada uno entendemos más importante, ya que enriquece la visión de conjunto, así que sigamos escribiendo sobre productividad, en el comentario #5 escribía “¿Cabe pensar que en un mercado de oferta, como es el actual en el mundo hotelero, exista rentabilidad, sin el máximo nivel de productividad?, porque considero que la tasa de productividad no es ni más ni menos que un criterio de rentabilidad, si entendemos que la productividad de cada unidad de producción o de una empresa en su conjunto, está representada por el “output” generado por cada unidad de producción en un caso o la empresa en su conjunto en otro.

Sin embargo en este foro que entiendo más profesional, que académico, no tiene tanta importancia definir un concepto, como comprenderlo, porque dice usted en su último comentario “… pero vuelve a no mentar el significado de productividad si realiza cálculos en búsqueda viabilidad.” Y yo me pregunto ¿Qué nos aclara esta discusión de carácter académico? Si no tenemos claro, que la productividad es la “Relación entre lo producido y los medios empleados, tales como mano de obra, materiales, energía, etc.,” tercera acepción de la RAE, o dándole contenido más Siglo XXI que diría su amigo experto digital , tomando alguno de los significados que podría encontrar cualquiera en la Wikipedia: “La productividad es la relación entre la producción obtenida por un sistema productivo y los recursos utilizados para obtener dicha producción.”, “También puede ser definida como la relación entre los resultados y el tiempo utilizado para obtenerlos: cuanto menor sea el tiempo que lleve obtener el resultado deseado, más productivo es el sistema.”, acabando con “En realidad la productividad debe ser definida como el indicador de eficiencia que relaciona la cantidad de producto utilizado con la cantidad de producción obtenida.”, pero querido amigo, de nada me sirven todas esas definiciones, si no soy capaz de convertirlas en lo que verdaderamente me interesa, y que es OBTENER LA RENTABILIDAD QUE MI EMPRESA NECESITA, como objetivo final de la misma.

No obstante, para quién siga mis post, creo que tiene claramente definido y claro el concepto de productividad como parte inherente al concepto de rentabilidad, imposible de conseguir si no va acompañada de la productividad de todos y cada uno de los medios de producción, a través de las series de post dedicadas a:
El presupuesto en el ámbito hostelero con 14 post dedicados al tema presupuestario.
El Curso de Rentabilidad de Establecimientos Hoteleros con 10 post.
Las series:
“Se aprovecha el potencial de negocio de los Hoteles Españoles” con cuatro post.
Utopía o alternativa para una economía en crisis con 14 post
¿Con qué modelo de comercialización se identifica más tu hotel? con once post
Junto a un buen número más de post derivados del feed back de esta Comunidad y que han ido siendo publicados hasta completar 264 post y 1665 comentarios hasta este momento publicados en esta Comunidad.

Pienso que podríamos terminar definiendo la productividad como el coeficiente de eficiencia de cada uno de los medios de producción, lo que dejaría cojo ese concepto, al faltarle la visión de la productividad o coeficiente de eficiencia de cada línea o unidad de producción, siendo la rentabilidad la consecuencia de la suma algebraica de todos los coeficientes de eficiencia implícitos en la empresa, para una vez más quedarnos en una visión parcial, al no estar incluidos los coeficientes de eficiencia derivados de factores externos a la empresa, como pueden ser los que corresponden a la Administración, el medio socio-económico en el que se desenvuelve la empresa, etc., etc., lo que haría interminable una discusión sin objetivo práctico alguno, para el fin al que se enfocan estos post, conseguir la rentabilidad de la empresa que dirigimos.

Escrito el 5 de Julio de 2011, hace más de 2 años
Jesús Ángel  Pardo Álvarez

Comunero Campo Seoane, por más escribir más va errar y no va a corregir su error en la argumentación. No aceptó el concepto productividad por lo que su principal argumentación adolece de su ausencia en el desarrollo sobre la rentabilidad Por otra parte, SU PREGUNTA EN EL COMENTARIO CINCO ES FORZADA Y PUERIL PUES NI TAN SIQUIERA RESPONDE CON UN SÍ/NO ROTUNDO A SU PROPIA PREGUNTA. Le respondo que viabilidad y productividad no se relacionan como usted pretende hacernos ver desde una definición de la RAE pero usted nos habla de su academicismo económico, en un principio, desde el cual enfoco la discrepancia con su concepción. La viabilidad se relaciona con el análisis previo y el plan de negocio. Términos que usted no desarrolla. El origen de este intercambio arranca de unas tendencia de mercado las cuales se relaciona con la competencia que se engloba con el concepto viabilidad. Del mismo modo, tergiversa términos sin incurrir en el error, Habla de rentabilidad y las centrada en ventas y, pero, además, abogo por una rentabilidad económica y/o financiera. Afirmo el punto de equilibrio frente a su discurso de rentabilidad. Por lo que usted proclama está incluido en este concepto en el número de unidades vendidas en el periodo y el precio de cada unidad.Discrepo, por tanto, el objetivo de una empresa es el BENEFICIO nunca la rentabilidad aunque sea necesaria para llegar a su fin último. En cuanto a productividad lo desarrollo en otro comentario si insiste en este ridículo debate porque la retroalimentación debe mantener conceptos similares me obliga a una síntesis que usted no realiza y mezcla concepto sin pasar nada aunque acuda a organismos oficiales donde existen personas algunas de ellas son amigas, en concreto, en la RAE. No aporta luz, Campo Seoane podrá llevar x años dirigiendo y educando pero los tiros no van por donde usted afirma, estoy seguro que no va a rectificar, porque asume sus tesis sin refutarla. Discrepo con usted el fin último de una empresa "OBTENER LA RENTABILIDAD QUE MI EMPRESA NECESITA", desde mi punto vista, no es la rentabilidad aunque sea básica sino el BENEFICIO empresarial turístico.
Quedo a la espera de su próximo saludo por lo que le envío un saludo veraniego.

Escrito el 6 de Julio de 2011, hace más de 2 años
Miguel Angel Campo Seoane

Estimado amigo, espero me admita la licencia, ya que así considero a todos los comuneros de esta red, en la que normalmente la discrepancia en ningún caso tiene porque estar reñida con la cortesía, dado que de esa discrepancia puede derivarse un mayor entendimiento del asunto del que se esté tratando.
Una de las cosas que aprendemos con la edad, es que errar, es propio del género humano, y que tener capacidad para reconocer el error, es el principio de la sabiduría, que se supone en nuestros mayores, por lo mucho que han podido aprender de sus errores.
Creo que está usted en su derecho de no aceptar el concepto de productividad, o cualquier otro de mis posibles argumentos, en el uso de determinados vocablos de nuestra lengua castellana, ya que no siendo un reputado académico, ni tener un master en Dirección y Consultoría Turística, he ejercido durante 42 años ambas disciplinas con éxito, después de 19 años de trabajos de base en hostelería, camarero, barman, cocinero, recepcionista, jefe de compras, interventor, y dentro de ese periodo obtener en 1963 el Diploma de Gerencia Hotelera de la Escuela Superior de Hostelería de Madrid, pasar tres años de trabajo en el Inglaterra e Irlanda para adquirir mayor experiencia y aprender un poquito de inglés, volver a España, ingresar en el PPO y dedicarme otros tres años a la formación como Monitor de Recepción y Administración en el primer Hotel Escuela creado en este país, presentando la dimisión de aquel trabajo, para hacerme cargo de la dirección de mi primer hotel en 1969, desde entonces hasta mi jubilación, he simultaneado la dirección con la formación en los hoteles que he dirigido y colaborando con la A.N.D.H. y los C.D.T.´s de Benidorm, Denia y Torrevieja, y con trabajos de asesoramiento y consultoría en España, Cuba, Republica Dominicana y Brasil.
Por cierto, en todos los hoteles que he dirigido, habiéndome hecho cargo de alguno de ellos con fuertes pérdidas, fuese en periodos de crisis o bonanza, en un solo ejercicio los situaba en beneficios, siendo en todos los casos, el periodo en el que los he dirigido el de mayor beneficio de su historia en moneda constante, hecho que así dicho, puede resultar un tanto pretencioso, pero que dado que es cierto, no hay razón alguna para ocultarlo.
Admito que mi pregunta en el comentario cinco, la considere usted forzada y pueril, pero pienso que a los 75 años, ya avanzada mi segunda juventud, me pueda permitir la licencia de ser pueril.
No obstante, con respecto a la pregunta “¿Cabe pensar que en un mercado de oferta, como es el actual en el mundo hotelero, exista rentabilidad, sin el máximo nivel de productividad?” uso las palabras rentabilidad y productividad, por lo que al usar usted los vocablos viabilidad y productividad, al referirse a ella, perdóneme que no pueda entender su argumentación, hecho posiblemente causado por mi falta de formación académica, porque como camarero venido a más, no he pretendido en ningún momento presumir de “academicismo económico” en mi comentario anterior, al preguntarme ¿Qué nos aclara esta discusión de carácter académico?, dado que en lo que escribo, me conformo con que quien lo lea, comprenda el concepto aunque no sepa definirlo, porque los conceptos que uso los aprendí en la universidad de la vida, leyendo el diccionario y hoy en día, siguiendo los consejos de su amigo experto digital, para “meter contenido s. XXI” acudiendo a Internet y la Wikipedia, como podrá comprobar a continuación.
Beneficio: Según la Enciclopedia de Economía “De un modo general, se denomina beneficio a la ganancia, o exceso de ingresos sobre gastos, de una transacción, operación o actividad económica”, la acepción 7 de la RAE lo define como “Ganancia económica que se obtiene de un negocio, inversión u otra actividad mercantil.”, entre otros muchos significados.
Rentabilidad: la Wikipedia nos dice que “En la economía, el concepto de rentabilidad se refiere, a obtener más ganancias que pérdidas en un campo determinado.”, y “Rentabilidad hace referencia a que el proyecto de inversión de una empresa pueda generar suficientes beneficios para recuperar lo invertido y la tasa deseada por el inversionista.”, según la RAE podemos definirlo como “1. f. Cualidad de rentable, y 2. f. Capacidad de rentar., pudiendo encontrar acepciones que amplia ese último término, diciendo “Capacidad de rentar o producir un beneficio suficiente”

Dado que no acabo de comprender las diferencias entre unos argumentos y otros, lo profundo de su argumentación, me inclina a reconocer el error de la mía, ya que pese a tantos años de experiencia, siempre he considerado que las cosas se pueden hacer mejor, al darme cuenta de que por bien que pudiesen estar hechas, siempre había un camino para mejorarlas, y como consultor, mas de una vez me he preguntado hasta donde estamos acertados en los consejos que damos a quién contrata nuestros servicios, como podrá ver en el post http://comunidad.hosteltur.com/post/2009-05-03-....
Si le parece podemos dejar esta estéril controversia que en nada enriquece el contenido del post en el que la misma se desarrolla. Dado que si como usted dice “la retroalimentación debe mantener conceptos similares” no encuentro que esa circunstancia se esté dando en este debate, para el que como puede ver no utilizo el término “ridículo”, al no poder alcanzar a profundizar en el sentido del mensaje que trata de transmitirme, mezclando los términos productividad, rentabilidad, viabilidad, beneficio, etc., porque honestamente mi falta de preparación académica me impide entender conceptos tan profundos como los que deben desprenderse del párrafo “El origen de este intercambio arranca de unas tendencia de mercado las cuales se relaciona con la competencia que se engloba con el concepto viabilidad. Del mismo modo, tergiversa términos sin incurrir en el error, Habla de rentabilidad y las centrada en ventas y, pero, además, abogo por una rentabilidad económica y/o financiera. Afirmo el punto de equilibrio frente a su discurso de rentabilidad. Por lo que usted proclama está incluido en este concepto en el número de unidades vendidas en el periodo y el precio de cada unidad. Discrepo, por tanto, el objetivo de una empresa es el BENEFICIO nunca la rentabilidad aunque sea necesaria para llegar a su fin último. …”.
Conocer a alguien tan seguro de si mismo, como demuestra el párrafo “estoy seguro que no va a rectificar, porque asume sus tesis sin refutarla.”, de su último comentario, me genera cierta preocupación, por lo que dada mi inseguridad de estar haciendo las cosas de la mejor manera posible, que me impulsa a una constante búsqueda de mejora en todo lo que hago, hay una sola cosa en la que discrepo de usted, y es en su sentimiento de seguridad, que me hace estar seguro de una sola cosa, nunca utilizaría los servicios de un profesional tan seguro de si mismo, que no tuviese tal seguridad avalada por éxitos contrastados en el ejercicio de la profesión, y no en teóricos estudios de mercado o viabilidad, sin respaldo práctico de los mismos en la vida real.
Así que estimado amigo, no tenga la menor duda, de que si eso le hace más feliz estoy dispuesto a admitir “Pulpo como animal de compañía”.
Reciba un cordial saludo

Escrito el 7 de Julio de 2011, hace más de 2 años
Jesús Ángel  Pardo Álvarez

Se quema en su defensa, pero como dicen en nuestra tierra nos "presta" la pelea dialéctica, en esta contumacia, le abandono. Por favor, soy cortés con usted, más bien, valiente en refutar su defensa por no aceptar sus planteamientos, su desarrollo y su justificación aunque defiendo la rentabilidad frente a la productividad que aún no aceptó. Emprende su post con una critica superada, los circunloquios, sea directo en cuanto a su no asunción de término "pueril" respecto a que no aparece la palabra productividad en todos los link indicados por usted. Pues bien, me hace perder el tiempo leyendo que sabe inglés, que está muy bien, como usted sabe lo superé por mis estudios, el inglés no es necesario para lo que estamos intercambiando (en Asturias, se realizan Master de Chino, y en Madrid en la Cámara de Comercio existía un chino que nos dijo que los próximos años brotará Chinos en el Congreso y el Senado; en nuestra tierra aprendemos también el alemán por ingreso de turista no mentar el francés), por lo tanto, saber un "poquito" es perder el tiempo en este debate ridículo que abandono por honradez turística (llevó tantos años en el área turística como usted ha trabajado y no voy a presentar las credenciales por pérdida, otra vez de tiempo, y pérdida de tiempo en desarrollar mi tesis en Marketing on line). Usted selecciona su mundo turístico pero su defensa de su sabiduría por años ( es un error humano como usted nos explica pero no comparto, pica su propia poza con su definición de la condición humana), la apuesta de esta comunidad es el aporte de concepto independencia de su posos si con experiencia en lo que se elabora. Camps aboga por la realidad innovadora. Su comentario sobre códigos. En fin acepto todos sus éxitos pero no me dicen nada.
Por cierto, vuelvo al tema, insisto viabilidad y rentabilidad no son sinónimos. Se lo expliqué en el anterior comentario. Sin buscar una definición en los arcones académicos sino desde la ortodoxia de creación hotelera. Por favor, es falsa modestia "mi falta de formación académica" después de leer "he dirigido el de mayor beneficio de su historia en moneda constante". Por favor, sea coherente (ahora ofendo, lo de pueril era una licencia literaria para sacar lo mejor de usted.
Por favor, usted quiere que rectifiqué, como los cocineros la sal, pues bien, pertenezco a la comunidad de cocineros Eurotoque, no tengo su constancia. Usted no escribe la palabra productividad en su comentario ni en los link indicados. Correcto de sal. En cuanto, cuanto a su ironía (presumir de “academicismo económico”) deja mucho que desear después de ser pionero "Administración en el primer Hotel Escuela". Sea feliz escribiendo, en un párrafo se afirma y en el siguiente se niega "comprenda el concepto aunque no sepa definirlo" para disfrutar de la realidad se debe saber definirla y si se define se comprende sino no se aprehende el concepto (se define el concepto, son sinónimos). Esto no es turismo puro, más bien, utilizar los términos correctos para desarrollar turismo del siglo XXI.
Mi amigo digital, me aupó a disertar sobre lo digital y renuncié a que mi nombre estuviese como colaborador porque.. (le funciona, ingresa "moneda constante") pero he publicado artículos que si consigue leer se han cumplido, sobre turismo y tecnología.
Aún, ha aceptado mis propuestas pero, ahora, escribe Wikipedia en la cual usted esgrime como no sé como fiable, certera o verdadera, en ella tengo varias entradas, bien habla de beneficio (no menta nada sobre productividad ni mucho menos sobre rentabilidad), rentabilidad (en Wikipedia y RAE, no menta nada sobre productividad ni mucho menos sobre rentabilidad).
Pues bien, incide en su experiencia y me indica otro link, disculpe pero no lo voy a leer, nadie sigue nuestra discusión, merece la pena hasta su final de comentario pero, luego, le despido por incurrir en un sinsentido y como jubilado como usted afirma realiza otra tarea independiente aunque la realice no me interesa porque nos lleva al absurdo, pues no tengo constancia sólo me habla de su pasado esplendoroso.
Estoy seguro de mismo pues no ha refutado sus argumentos y utiliza mis argumento de mejora, por favor, por supuesto, usted mezcla los términos rentabilidad, productividad, beneficio.,, vuelve a incurrir en la falsa modestia "mi falta de preparación académica", por favor estudió o no estudió. No me interesa ni si quiera su estudio de vida porque digamos un español realizó estudio la vida. Por favor, no da la vuelta a su inseguridad con esta frase "mi inseguridad de estar haciendo las cosas de la mejor manera posible". Usted mismo se califica, por este camino no nos conduce a mejorar la hotelería.
Perdone, pero esta trifulca la dio un post sobre tendencias que usted relacionó con la rentabilidad la cual la vuelvo a criticar. Falta al final del su comentario co su edad y experiencia, El peso de la experiencia la dicta seguir en el circuito turístico construyendo productividad para alcanzar la rentabilidad hotelera dentro de las tendencias, y si usted llevó 42 y quien suscribe lleva los mismos
en este "gremio" y defiendo los estudios para avanzar en construcción hotelera científica.
Su final es ridículo, faltoso y repetir un eslogan sin aportar un argumento original como este post y sus comentario. Pro favor, no seamos groseros y me nos en nuestro ambiente turístico. Lo único que se aprende es ser afable y usted no lo es, me equivoqué, e insiste en la equivocación debido a ensalzar sus éxitos. No lo demuestra en este comentario, mas bien, un fracaso en toda su concepción. Le abandono, no voy a insistir en este tema, si añade comentario sea feliz en cuanto a lo faltoso que se comporte sobre mi persona ( un argumento puede ser ridículo como el suyo, pero nunca se debe faltar a su adversario, usted se repite y no acepta su incapacidad para asumir la premisa de que no utiliza la palabra productividad en su post y link (si es feliz que le siga el juego, pues bien, pero no es el futuro por lo que hasta aquí leo).
Se aprende comercialización pero por esta concepción no resulta plausible.
Um saludo Canpo Seoane, espero que sepa ser educado a sus 75 años aunque se les perdone todo, es único valor que se inculca en este sector Escribí su apellido, usted no se ha dignado a escribir el mío. Discrepa sin contenido ni formalidades. No me va encontrar más en este espacio sobre "Nuevo enfoque a la comercialización hotelera: Enfoque a la rentabilidad de la comercialización hotelera".

Escrito el 8 de Julio de 2011, hace más de 2 años