Posts 11600 posts Fotos 8851 fotos Camara 1531 videos Comment 86 podcasts Author 6419 usuarios Grupos 235 grupos Bulb 493 ideas
Rincón web de ManuelRomeroLig
Manuel  Romero Ligero

DINAMIZA ASESORES

Manuel  Romero Ligero

Uno de los valores asociados tradicionalmente a la imagen de España es, sin duda la gastronomía. Productos con denominaciones de calidad atribuibles al origen, olores y aromas de las mil y una cocinas, colores de los distintos paisajes que configuran nuestra geografía o recetas de autor que se convierten en auténticas obras de arte, hacen que los amantes de la buena mesa elijan España como destino imprescindible en sus calendarios viajeros.

Si nos remitimos a estadísticas del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, el turismo gastronómico atrajo en 2010 a 6 millones de visitantes, y es que no cabe duda que, ligando ambos conceptos “turismo” y “gastronomía”, se encuentra la receta perfecta para los amantes de las vivencias más sensitivas.

Si a esto sumamos el consumo de turismo gastronómico que podemos realizar los propios españoles (existen unos 10,1 millones de españoles que son potenciales turistas enogastronómicos, según el Estudio de Demanda de Turismo Enogastronómico realizado por DINAMIZA) resulta evidente que nos encontramos con una gran demanda de este producto turístico gastronómico.

Y es el que el turismo ha evolucionado muy rápidamente. Si bien hace años se creía impensable atraer turistas internacionales con una motivación culinaria, es evidente que la tendencia ha cambiado. Actualmente, son muchos los turistas, principalmente británicos y franceses que cruzan nuestra frontera para darse un capricho gastronómico. Nuevas rutas aéreas, cruceros o ferris deciden hacer un alto en el camino en determinadas ciudades españolas recomendadas por los mejores chefs del mundo que empiezan a admirar a nuestros propios chefs, convertidos en verdaderos referentes gracias a procesos de innovación, investigación, … y culto a las tradiciones culinarias de nuestro país.

Todos estos elementos permiten mejorar la imagen gastronómica de España día a día y la promoción turística logra captar nuevos adeptos interesados por los aspectos más vivenciales del buen comer o del picoteo, los pintxos de elaboración, la degustación de vinos con denominación de origen en bodegas centenarias, y por supuesto, las catedrales del vino posicionan la gastronomía española en el mapa.

Los mimbres son evidentes. Está claro que tenemos un país para comérnoslo. Encontramos múltiples rincones en nuestra geografía con recursos suficientes para crear un producto turístico competitivo.  Ahora sólo nos queda saber confeccionar el cesto. Tenemos gastronomía, pero no tenemos tanto producto turístico gastronómico. Hemos de ser capaces de fomentar la cooperación y el asociacionismo entre los empresarios de este sector, estructurar la oferta y poner en valor turístico nuestros recursos gastronómicos, frente a fenómenos de carácter mundial que propician el desarrollo de una gastronomía global y sin carácter. Hemos de fomentar nuestros productos, nuestra cocina, crecer en innovación y calidad, en el desarrollo de verdaderas experiencias gastronómicas mucho más que en crear una gran marca que no va más allá del marketing y se olvida de los verdaderos agentes implicados.

Juan Etxanobe e Imanol Arias nos descubren la verdadera identidad gastronómica de nuestro país, entran en cualquier casa para convivir con nuestros ciudadanos y descubrir la gastronomía típica, una manera de llegar al público atraído por los placeres gastronómicos. Sin embargo a los turistas, debémos ponérselo mucho más fácil. 

Tenemos un país para comérnoslo, pero ¿no pensáis que estamos todavía en los aperitivos del  turismo gastronómico?

Tags: Gastronomía, Enoturismo, Turismo Gastronómico, Gestión de Destinos
Licencia: Reconocimiento
Añadir comentario 5 comentarios
Javier S.T.
#1 JavierST dice:

Felicidades por el post Manuel, pienso como tu, España tiene un potencial en este sentido que no acaba de ser explotado, yo soy un firme defensor del turismo gastronómico y lo practico siempre que puedo, en un momento como el actual donde se pone de manifiesto que en la base del exito está la capacidad que tiene la industria de proporcionar vivencias y sensaciones únicas creo que este tipo de turismo, bien enfocado, es una auténtica ventaja competitiva. Buena compañía, buen lugar y buena comida, es algo con lo que nada ni nadie puede competir.

Un saludo!

Escrito el 26 de Septiembre de 2011, hace más de 2 años
Miguel Angel Campo Seoane

Manuel, es cierto que tenemos un pais para comernoslo, se puede hacer una gastronomía de una gran pluralidad en cualquier rincón de España, y sin embargo, a nivel general, salvando honrosas excepciones, nuestra hotelería no sabe explotar el filón gastrónomico, empecinándose en la mayoría de establecimientos en ofrecer un servicio de buffet rutinario, que expulsa de la mayoría de hoteles a cualquier cliente que pretenda una estancia de más de dos días.
La pensión completa ha desaparecido prácticamente como consecuencia de la baja calidad de la oferta gastronómica de la mayoría de establecimientos hoteleros, que no se dan cuenta de que pretender vender habitaciones a las que no se aporte el valor añadido de una buena gastronomía, no tiene otro atractivo que el precio, y en esas condiciones es imposible competir de forma rentable en un mercado de sobre oferta como el que vivimos.

Escrito el 26 de Septiembre de 2011, hace más de 2 años
Miguel Angel Campo Seoane

A los pocos minutos de escribir el comentario anterior, recibi un correo con el siguiente contenido, que por la inmediatez sobre la lectura de este post, me ha resultado curioso, y pese a mi alergia a incluir contenido que degrade aún mas de lo que algunos políticos lo hacen, la imagen de los mismos, con noticias o chistes que no afecte directamente a los intereses turísticos, me voy a tomar la licencia de incluiros la siguiente receta gastronómica que venía en ese correo:
POLLO AL AYUNTAMIENTO
Ingredientes:
• UN POLLO
• UN DESPACHO
• VARIOS CHORIZOS
Preparación:
1. Se coge el pollo y se le pone una corbata
2. Se le coloca en el mejor despacho del ayuntamiento
3. Lo rodeamos de varios chorizos frescos
4. Se le deja a su antojo durante un tiempo
5. El solito se va haciendo rico, rico, rico ……

Escrito el 26 de Septiembre de 2011, hace más de 2 años
Manuel  Romero Ligero

Muchas gracias por vuestros comentarios.

Evidentemente, en el sector hotelero, queda mucho por hacer en materia de impulso de la gastronomía. Me gustaría destacar la apuesta de Paradores de Turismo por los productos y la gastronomía local (a pesar de su carácter de cadena, que no se lo pone nada fácil).

El chiste del pollo al Ayuntamiento es realmente bueno...

Saludos!!

Escrito el 26 de Septiembre de 2011, hace más de 2 años
Juan Carlos Losada
#5 experiencev dice:

Felicidades por el post. Como bien dices tenemos un país para comérnoslo aunque todavía no hemos empezado a degustarlo como manda la tradición. Si bien hay algunos destinos que están muy implicados en la gastronomía como estrategia diferenciadora, véase el caso del País Vasco, son muchos otros los destinos que no están apostando por dar un fuerte impulso a este sector. Como dice #1 JavierST que más se puede pedir: Buena compañía, buen lugar y buena comida.
Un saludo!!

Escrito el 26 de Septiembre de 2011, hace más de 2 años