Posts 11600 posts Fotos 8851 fotos Camara 1531 videos Comment 86 podcasts Author 6419 usuarios Grupos 235 grupos Bulb 493 ideas
Rincón web de tamara_garcia
Tamara Garcia Torres

Encima de la barra

Porque un buen hostelero tiene que subirse a la barra de su negocio para ser el mejor empleado, y el más crítico cliente.

Tamara Garcia Torres
Publicado por tamara_garcia el 30 de Agosto de 2012

El otro dia fui a comer a un gastrobar de un cierto prestigio en la zona y que cuenta con un chef galardonado por varios premios... quizas mis expectativas fueran muy altas o quizas yo soy muy minuciosa cuando entro en un restaurante, ya que es mi sector... pero lo cierto es que sali con la sensacion de duda sobre si volveria...

Esta claro que para que un cliente se vaya 100% satisfecho son muchos los detalles a seguir, y por supuesto, no es tarea facil y yo lucho por conseguir ese exito en mi establecimienton con cada cliente. Pero a veces, esta fuera de mi alcance personal, bien por una mala planificacion, bien por imprevistos... lo importante es aprender de los errores, intentar mejorar... aunque a veces uno mismo no se da cuenta y por ello, invito a mis clientes que me digan lo que si y lo que no les ha gustado de su experiencia en El GastroBar del 7.

He aqui el analisis de mi experiencia gastronomica como cliente:

-Local limpio, agradable y bien decorado Smile

-Bienvenida inmediata Smile

-Servicio de primera bebida rapido Smile

-Mal asesoramiento para explicar el menu, que repercutio en la no satisfaccion total de la comida. En este caso, queriamos pintxos a compartir para experimentar los sabores de varios productos, pero nos comentaron que eran muy peque√Īos para compartirlos y que mejor uno por persona. Tal fue el empe√Īo del camarero que asi hicimos. Resulto que eran lo suficiente grandes para partirlo en dos, habia mucha comida y dejamos parte de los que no nos gustaban Frown

-Uno de los pintxos que pedimos y que ademas estaba anunciado en la pizarra de promocion, se nos informo mas tarde que no habia Frown

-Solo habia un camarero para todas mesas, por lo que fuimos ignorados varias veces cuando queriamos otra bebida o cuando quisimos cancelar algun pintxo final por la cantidad de comida que habia Frown

-En general, la presentacion y calidad de los platos era buena Smile

-El servicio de nuevo, al estar solo una persona, tardo tanto en terminar de servirnos, que dedicidimos pedir la cuenta sin tomar cafe ni postre Frown

-Por ultimo, y algo que odio y que se hace en muchos establecimientos, poner pan en las comidas SIN pedirlo el cliente, SIN haberlo comido y cobrarlo Frown 

Conclusion: 4 caritas sonrientes y 5 caritas tristes... pero al igual que me gusta que las den a mi, yo siempre creo en las segundas oportunidades.

Tags: restaurante, satisfaccion cliente, feedback
Licencia: Reconocimiento
A√Īadir comentario 9 comentarios
Eduardo Serrano Martínez
#1 7812074 dice:

¬ŅY te expresaste en este sentido al equipo y propietarios?

Lo digo porque en este bendito país, y me incluyo, tenemos la costumbre de no quejarnos y ni tan siquiera, expresar nuestra opinión, con lo que nada cambia.

El hecho de cobrar el pan al cliente cuando ni lo ha pedido, ni lo ha comido y probablemente ni aparece en la carta tarificado como un servicio (precepto inexcusable seg√ļn la ley, para luego cobrarlo), es una de esas costumbres que todo el mundo da por bueno, por el desconocimiento de la ley, y por nuestra falta en el ejercicio de nuestros derechos.

;)

Escrito el 30 de Agosto de 2012, hace alrededor de 1 a√Īo
Daniel Téllez

Es importante que el cliente se exprese. Pero es igual de importante que el restaurante muestre su expreso inter√©s en conocer la opini√≥n del cliente. No poner un medio adecuado para expresarse puede implicar desinter√©s, y por supuesto en el cliente, en el caso de Tamara, la opci√≥n de hacerlo en redes sociales u otros medios donde el √ļltimo que se entera es el que deber√≠a estar m√°s interesado.

Escrito el 30 de Agosto de 2012, hace alrededor de 1 a√Īo
Tamara Garcia Torres

Sinceramente creo, que en este caso, se dieron cuenta que no nos fuimos contentos por el servicio recibido. Aunque este es otro tema a debatir.. no dejar propina, ni siquiera los 20cts restantes, es una muestra de ello. Tampoco hubo un interes por su parte de preguntarnos... y como bien dices Daniel, esto es importante. Por mi parte, al igual que a mi tambien me gusta que me digan mis errores, un e-mail se ha mandado al restaurante.

Escrito el 31 de Agosto de 2012, hace alrededor de 1 a√Īo
Eduardo Serrano Martínez
#4 7812074 dice:

Bueno, lo de la propina no tengo yo tan claro que sea el mensaje.

En este país no hay mucha costumbre de propina, y ahora con la crisis menos.

Si efectivamente recurriste al mail, me parece bien, al menos les has hecho saber lo que puede ser algo digno de consideración, no obstante, creo que (y soy el primero que me cuesta hacerlo), expresar tu disconformidad ipsofacto, suele tener un efecto positivo.

A toro pasado, la gente no se toma las cosas igual de en serio.

;)

Escrito el 31 de Agosto de 2012, hace alrededor de 1 a√Īo
estela portela
#5 estela dice:

Habrá que esperar y ver si responden a ese email. A mi, personalmente me da bastante verguenza quejarme en el momento, suelo, no volver más al lugar o simplemente no recomendarlo, pero entiendo que así no se soluciona nada.
Con respecto al pan, estoy de acuerdo en que se pague si se pide.
En Portugal, es muy frecuente que ofrezcan unos mini entrantes y se cobren.

Escrito el 1 de Septiembre de 2012, hace alrededor de 1 a√Īo
Itziar Leguina Aranzamendi
#6 ilauoc10 dice:

Comprendo tu desconcierto y desencanto, Tamara. Y, a diferencia de Estela, yo s√≠ soy de las que se queja en el momento. Sin ir m√°s lejos, en √©sta pasada Semana Grande de Bilbao. Cena de amigas, restaurante de moda en el Casco Viejo. Platos que no se salen de lo com√ļn: dorada al horno, pimientos rellenos, rape en salsa y merluza en salsa verde. Los pimientos eran congelados y se hab√≠an quedado secos y duros. La dorada al horno se les hab√≠a pegado al fondo de la cazuela con lo que s√≥lo se pudo comer la mitad de arriba. De las cuatro comensales, dos nos quejamos de que lo que ten√≠amos en el plato no nos hab√≠a gustado y otras dos de que el pan que les hab√≠a tocado era del d√≠a anterior o recalentado el que les hab√≠a sobrado de la ma√Īana (ahora que est√° tan de moda ofrecer "pan caliente" al comensal...). Cuando al final pedimos la cuenta le referimos todas esas cosas al camarero ( por cierto, uno s√≥lo tambi√©n para ocho mesas m√°s o menos...) y al principio nos dijo que, a pesar de las quejas, el ve√≠a que nos hab√≠amos comido todo ... y claro, le contestamos que ten√≠amos hambre y que por eso nos lo hab√≠amos comido todo! Conclusi√≥n: no volveremos a este sitio, yo al menos de momento. Adem√°s, se quedaron sin que consumi√©ramos los caf√©s y copas que normalmente consumimos cuando vamos a cenar las amigas.
Soy de la opinión de que hay que quejarse y decir lo que no nos gusta( también lo que nos gusta, ojo!) para que el que ofrece el servicio o producto lo tenga en cuenta. También comparto tu opinión, Tamara, de dar segundas oportunidades, pero en el caso de este restaurante.... van a tardar en verme de nuevo!
Un saludo a todos!

Escrito el 4 de Septiembre de 2012, hace alrededor de 1 a√Īo
Tamara Garcia Torres

Vaya, menuda experiencia! Ademas, cuanta mas oferta gastronomica se tenga en una ciudad, como es Vigo, mas dificil de dar esa segunda oportunidad! Saludos.

Escrito el 4 de Septiembre de 2012, hace alrededor de 1 a√Īo
Daniel Téllez

Es cierto que en Espa√Īa hay poca costumbre de la queja. Tambi√©n es cierto que, como coment√≥ ilauoc10, cuando lo hacemos lo solemos hacer al camarero, que es al que menos le importa que las quejas lleguen a quien tienen que llegar.
Yo la verdad estoy "ense√Ī√°ndome" al estilo mexicano de llamar al gerente. Aqu√≠ hay dos posibilidades: que tambi√©n al gerente le valga madres lo que le digas, con lo cual al menos t√ļ has hecho lo que pod√≠as por mejorar su negocio; que s√≠ le importe y de verdad tome las medidas que sean necesarias para solucionar su problema. Con este segundo punto es muy probable que vuelvas, porque el preocuparse por tu problema te hace ver que al menos no deber√≠a ser algo permanente, y es posible que aquel lugar mejore y est√© m√°s acorde a tus gustos y necesidades.
Insisto en que aqu√≠ la mayor responsabilidad es del due√Īo o gerente del restaurante. Ni del cliente, ni por supuesto de los camareros.

Escrito el 4 de Septiembre de 2012, hace alrededor de 1 a√Īo
Tamara Garcia Torres

Totalmente de acuerdo Daniel. En China, donde he trabajado como Restaurant Manager, era la funcion del gerente durante el tiempo de operacion, estar supervisando desde los platos y bebidas, como el servicio de los camareros, hablar con los clientes y por supuesto, gestionar cualquier queja. Una lastima que muchos restaurantes en Espa√Īa no tengan o no utillicen bien esta figura.

Escrito el 4 de Septiembre de 2012, hace alrededor de 1 a√Īo