Posts 11600 posts Fotos 8851 fotos Camara 1531 videos Comment 86 podcasts Author 6419 usuarios Grupos 235 grupos Bulb 493 ideas
Rincón web de Sepinum
Julio Grande Ibarra

Senderia. Turismo y senderismo

Blog dedicado al senderismo en la Red de Senderos del Sistema Central, que se extiende por la pen√≠nsula Ib√©rica como un eje que la divide en dos sectores horizontales: desde el centro de Espa√Īa al coraz√≥n de Portugal. Cientos de kil√≥metros en los que una completa red de senderos homologados nos acercar√°n a algunos de los parajes naturales m√°s ricos y variados de los dos pa√≠ses. Como v√≠a fundamental para nuestro trayecto, el GR 10 conforma el n√ļcleo de un intenso tejido, denominado Red de Senderos del Sistema Central, a lo largo de Madrid, √Āvila, Salamanca, C√°ceres y Beira Interior Sul. Se completa con otros GR, especialmente la variante GR 10 Norte y el GR 111, adem√°s de numerosos senderos de Peque√Īo Recorrido y Senderos Locales. Nos muestran una riqueza diversa que aguarda nuestro descubrimiento.

Julio Grande Ibarra
Publicado por Sepinum el 29 de Octubre de 2012

Os trasladamos un art√≠culo de Julio Grande Ibarra y Juan Soler, del Instituto de Turismo de Espa√Īa, denominado "Posibilidades tur√≠sticas de los senderos", que forma parte del dossier de las Jornadas de Senderismo y Desarrollo Tur√≠stico. Planificaci√≥n y Se√Īalizaci√≥n", celebradas en Logro√Īo entre el 29 de Noviembre y el 1 de Diciembre de 1995. La publicaci√≥n fu√© editada por la Fundaci√≥n Cajarioja, con la colaboraci√≥n del Instituto de Turismo de Espa√Īa:

"POSIBILIDADES TURíSTICAS DE LOS SENDEROS"

Julio Grande. Fundación Caja Rioja.

Juan Soler. Instituto de Turismo de Espa√Īa,

 

El senderismo es una actividad que admite diferentes enfoques en su planifica­ción y practica. Desde criterios estricta­mente deportivos hasta aspectos vincula­dos con la protección del patrimonio y el medio ambiente confluyen en este campo, debido a la multitud de intereses comple­mentarios.

 

Uno de ellos es, sin duda, la posibilidad que como producto turístico nos brinda y es desde esta perspectiva, sobre la que vamos a enfocar nuestra intervención. Desde este planteamiento debemos dejar patente que el turismo es ante todo una actividad económica, basada en el desembolso que realizan personas que se desplazan de su lugar habitual de residencia por diferentes motivos, en este caso por razones de ocio o vacacionales. 

Así pues, el senderismo se nos presen­ta como un recurso, que mediante las oportunas intervenciones y en las debidas circunstancias, puede transformarse en un producto turístico.

Pero esto tambi√©n nos obliga a dimen¬≠sionar sus posibilidades reales de negocio, factor √©ste determinante a la hora de pla¬≠nificar las acciones que han de llevarse a cabo. Es necesario pues hacer una previsi√≥n de coste de las inversiones iniciales necesa¬≠rias para la adecuada puesta en funciona¬≠miento de los senderos, costo y responsa¬≠bilidad del mantenimiento de las infraes¬≠tructuras, aspecto √©ste b√°sico para un buen desarrollo en el tiempo del producto. Al mismo tiempo debemos estudiar qu√© beneficios econ√≥micos puede generar y d√≥nde o de qu√© manera los realiza, qu√© infraestructura tur√≠stica b√°sica necesitan y cual es la situaci√≥n de los mercados sobre el producto (receptibilidad del p√ļblico, competencia de otros destinos similares, canales de comercializaci√≥n, potencialidad del producto...).

Este planteamiento sobre el senderis¬≠mo no es en principio ni bueno, ni malo; ni mejor ni peor que otros; ni √ļnico, ni por supuesto excluyente.

Es innegable el beneficio social que puede generar una actuación de recupera­ción de caminos, o la generalización de prácticas deportivas en la naturaleza. Pero lo que en estas ocasiones intentamos ana­lizar son, como comentábamos antes, las posibilidades del senderismo desde un punto de vista turístico, Lo que parece también evidente, es la necesidad de que cada uno encontremos el punto justo dentro del variado ámbito del senderismo, compatibilizando de la mejor manera los diferentes intereses y buscando la complementariedad de las distintas actua­ciones que nos permitan el máximo grado de eficacia.

Sólo desde una actitud de respeto mutuo, y de trabajo integrador, conseguire­mos definir el papel que cada uno debe jugar en el mundo del senderismo y renta­bilizar al máximo, tanto social como econó­micamente, las diferentes acciones que se han desarrollado o lo harán en un futuro inmediato.

Hecha esta reflexión inicial, queríamos plantear para su debate algunos de los aspectos que en nuestra opinión, presenta el senderismo como producto con las ven­tajas y, cómo no, los inconvenientes que podemos encontrar a la hora de abordar el problema del senderismo desde una óptica turística.

 

PUNTOS FUERTES DEL SENDERISMO COMO PRODUCTO TUR√ćSTICO

I. Actualidad del tema. Es evidente que en estos momentos estamos asistien­do a una auténtica explosión de deseo de la población, principalmente urbana, por el cuidado y disfrute de la naturaleza. Este acercamiento hacia la naturaleza, coloca al senderismo, en cualquiera de sus modalidades, como una actividad de primer orden.

Esta sensibilización medioambiental y esta demanda de conocimiento de los entornos naturales, provoca además una presencia constante en los medios de comunicación de informaciones sobre rutas y espacios de interés. Este aspecto, si bien está jugando un papel importante en la promoción, y de muy bajo costo, genera también algunos problemas que analizaremos más adelante.

Así, nos encontramos con una demanda amplia y "espontánea" de consumo de este producto.

2. ¬†Parte de la infraestructura ya est√° creada. Espa√Īa es un territorio rico en caminos hist√≥ricos, rutas de monta√Īa, ca√Īadas y v√≠as pecuarias, etc., que nos brindan una red viaria que, si bien, en los √ļltimos tiempos est√° sufriendo un r√°pido y preocupante deterioro, nos permite despu√©s disponer de la infraestructura b√°sica pr√°cticamente creada con la reducci√≥n de coste de inversi√≥n inicial. As√≠ s√≥lo ser√≠a necesario acondicionarla para su puesta en funcionamiento. Esto no quiere decir que esta labor no sea ni imprescindible ni costosa, pero s√≠ que nos coloca en un buen punto de partida.

3.  Puede ser utilizado como recurso principal o secundario. Hay en estos momentos un mercado que busca como tema primero para sus viajes, la práctica del senderismo. Existen ya, como tendremos ocasión de analizar a lo largo del seminario, distribuidores turísticos especializados en la venta de paquetes de senderismo. Pero, además nos ofrece una posibilidad extraordinaria de completar la oferta de ocio de otros destinos turísticos tanto de interior como de sol y playa, mejorando así el nivel de calidad y la competitividad de nuestros productos.

4. Es una actividad asequible a cual­quiera. Cualquier persona sana puede rea­lizar paseos por la naturaleza dimensiona­dos a su capacidad física, sin una especial preparación técnica.

A ésto tenemos que sumar además el escaso equipo necesario, y su bajo coste, necesario para su práctica.

5. Es una oferta diseminada. El sende­rismo facilita la dispersión del visitante tan­to por la gran variedad de lugares en todo el estado con potencialidades para la prác­tica del senderismo, como la propia moda­lidad de la actividad.

6. Permite la creaci√≥n de puestos de trabajo espec√≠ficos tanto m√°s necesarios cuanto mayor es la complicaci√≥n t√©cnica de la modalidad. Esto resulta evidente en el turismo ecuestre, aunque el perfil de gu√≠a- acompa√Īante o gu√≠a de naturaleza de for¬≠ma incipiente se van abriendo hueco entre los servicios demandados por los turistas.

 

7. Sensibilización y educación ambien­tal. La práctica del senderismo nos ofrece una oportunidad idónea para mejorar el nivel de respeto y conocimiento de nuestros turistas y de la población en general, sobre el medioambiente y su respeto y cuidado.

8.- Adecuar una infraestructura de ocio utilizable con fines no turísticos con las ventajas sociales que ello supone. Del mismo modo puede generar un entorno nuevo, motor de desarrollo económico, reutilizando o compatibilizando el uso en recorridos creados con otros fines.

PUNTOS D√ČBILES DEL SENDERISMO COMO PRODUCTO TUR√ćSTICO

I. Impactos que puede generar. Hay que ser conscientes que ninguna actividad es inocua y por tanto debemos analizar cuidadosamente el riesgo al que vamos a someter a los espacios destinados al senderismo y la capacidad de carga real de éstos.

Parece claro que la previsión del senderista provoca un impacto medioambiental apreciable. El problema se agudiza al poder acceder mediante senderos a espacios muy sensibles.

A √©sto tenemos que a√Īadir la posibilidad de impacto cultural sobre las poblaciones locales.

2. Problemas derivados de la gestión y el mantenimiento. La infraestructura que se está creando, necesita además  de las inversiones iniciales, de una atención a su cuidado. Este papel no es siempre asumido por alguien o en ocasiones depende del voluntarismo de determinados colectivos con serias dificultades para su realización.

La problemática de este punto es compleja: las inversiones se suelen realizar a través de programas puntuales, la competencia y/o propiedad del sendero se encuentra repartida entre diferentes organismos, las prioridades de intervención en el territorio desvían la atención sobre este punto...Es necesario en cualquier caso, no sólo proceder a la creación de la ruta, sino planificar de forma adecuada su perdurabilidad

3. Confusionismo en los senderos. Hay una excesiva disparidad de tipolog√≠as y de nombres y no digamos de se√Īalizaci√≥n. Esto, junto con una escasa informaci√≥n concreta para el p√ļblico general, provoca un importante confusionismo, Es urgente abrir l√≠neas de trabajo que estructuren y consigan homogeneizar de alguna manera estos aspectos.

4. Necesidad de infraestructuras¬† especiales. Adem√°s de los elementos b√°sicos necesarios para la pr√°ctica del senderismo (creaci√≥n de la ruta, se√Īalizaci√≥n, alojamiento y manutenci√≥n), en ocasiones se hace imprescindible contar con otros servicios de elevado coste y, frecuentemente, escasa rentabilidad. As√≠ puede suceder con el tema de rutas a caballo de largo recorrido. O el problema del desplazamiento al inicio del sendero, o sobre todo, del regreso al mismo, una vez finalizada la ruta.

5. Dificultad de cobro de ciertos servicios entre ellos el propio uso del sendero. Es tambi√©n escasa todav√≠a la utilizaci√≥n del turista nacional de servicios de gu√≠a o acompa√Īante, en especial si llevan coste econ√≥mico.

6. Profesionalización del sector. A pesar de que se está realizando un esfuerzo importante en la mejora de la cualificación profesional, es todavía una de las principales deficiencias del sector, complicada si cabe por su falta de encuadre en el mapa laboral.

7. La escasa integración del senderismo en el mercado turístico, en especial como recurso principal.

8. La moda. Si bien antes comentábamos las ventajas que suponía la actualidad del senderismo en medios, es importante reflexionar también sobre algunos problemas que ésto acarrea.

Dos son los aspectos que queríamos destacar en este punto:

- El tratamiento que en ocasiones se da al tema desde los medios, en especial dando a conocer lugares o itinerarios que, o bien no est√°n suficientemente adecuados todav√≠a, o bien no son capaces de soportar las afluencias de visitantes que algunas campa√Īas provocan. √Čsto se traduce en dos efectos negativos evidentes, de un lado la insatisfacci√≥n del p√ļblico por la calidad de servicios recibida y las consecuencias que √©sto puede generar a medio plazo: de otro, el impacto que puede generar sobre el territorio.

- La creaci√≥n de una excesiva , tanto en n√ļmero como en variedad, red de senderos aprovechando este empuje actual, sin valorar realmente la demanda existente, los niveles hacia los que se puede estabilizar y los costes de mantenimiento que pueden generar a medio plazo.

 

A estos problemas podemos a√Īadir la falta de planificaci√≥n global. Estas reflexiones no pretenden ser m√°s que un punto de partida para establecer un debate amplio sobre el futuro del senderismo desde su componente tur√≠stico, un debate que queda abierto

 

Tags: senderismo, turismo, Red senderos sistema central
Licencia: Reconocimiento
A√Īadir comentario 0 comentarios