Posts 11600 posts Fotos 8851 fotos Camara 1531 videos Comment 86 podcasts Author 6419 usuarios Grupos 235 grupos Bulb 493 ideas
Rincón web de Sepinum
Julio Grande Ibarra

Senderia. Turismo y senderismo

Blog dedicado al senderismo en la Red de Senderos del Sistema Central, que se extiende por la pen√≠nsula Ib√©rica como un eje que la divide en dos sectores horizontales: desde el centro de Espa√Īa al coraz√≥n de Portugal. Cientos de kil√≥metros en los que una completa red de senderos homologados nos acercar√°n a algunos de los parajes naturales m√°s ricos y variados de los dos pa√≠ses. Como v√≠a fundamental para nuestro trayecto, el GR 10 conforma el n√ļcleo de un intenso tejido, denominado Red de Senderos del Sistema Central, a lo largo de Madrid, √Āvila, Salamanca, C√°ceres y Beira Interior Sul. Se completa con otros GR, especialmente la variante GR 10 Norte y el GR 111, adem√°s de numerosos senderos de Peque√Īo Recorrido y Senderos Locales. Nos muestran una riqueza diversa que aguarda nuestro descubrimiento.

Julio Grande Ibarra

Hoy os hacemos llegar la transcripci√≥n del ¬†art√≠culo de Jos√© Gabriel Gonzalez ,"Los Caminos de la Sierra de Gata: una experiencia en armon√≠a con el entorno", dentro de la publicaci√≥n "Jornadas de Senderismo y Desarrollo Tur√≠stico. Planificaci√≥n y Se√Īalizaci√≥n", celebradas en Logro√Īo entre el 29 de Noviembre y el 1 de Diciembre de 1995. La publicaci√≥n fu√© editada por la Fundaci√≥n Cajarioja, con la colaboraci√≥n del Instituto de Turismo de Espa√Īa:¬†

DIFERENTES TIPOLOG√ćAS DE SENDEROS: SENDEROS LOCALES Y COMARCALES

LOS CAMINOS DE LA SIERRA DE GATA UNA EXPERIENCIA EN ARMON√ćA CON EL ENTORNO

D José Gabriel González.

Centro de Desarrollo Rural Hoyos. Cáceres.  Leader Sierra de Gata,

‚Äú....en un tiempo pragm√°tico y repleto de prisas como es este que nos ha tocado vivir, corremos muchas veces el riesgo de olvidar lo importante por lo urgente.‚ÄĚ

 

INTRODUCCION

Cuando empezarnos a trabajar en la Comarca de Sierra de Gata, la premisa con la que partimos en los diferentes trabajos que realizamos fue la de intentar respetar lo que exist√≠a al mismo tiempo que intent√°bamos hacer viables proyectos de Desarrollo Rural. Nuestra zona de actuaci√≥n es una de esas zonas entra√Īables de monta√Īa en donde el tiempo lo dan "dao", una tierra en donde a√ļn perduran los valores tradicionales, en donde la magia y el encanto del juego del hombre con la naturaleza es real. Iniciamos una inventariaci√≥n de toda la red viaria de nuestros montes y campos. ¬†Para ello se cont√≥ con la ayuda de otros agentes locales de la zona. Este trabajo tuvimos que pararlo, puesto que la red era enorme y cuando lo hicimos llevarnos contabilizados m√°s de 800 Km de caminos en un espacio de 120.000 Ha.

Una vez inventariada parte de esta red, ¬†procedimos a una clasificaci√≥n de aquellos caminos que por sus caracter√≠sticas permit√≠an un disfrute del usuario, rehuyendo de aquellos caminos que perdidos en el tiempo ser√≠a conflictivos entrar de lleno a usarlos. Para estos √ļltimos se intenta emprender acciones que pretendan clarificar sus situaciones, pero esta tarea es muy lenta y en la mayor√≠a de los casos -sin el compromiso de las corporaciones locales es un fracaso, ... pero en ello estamos.

Despu√©s de lo que cre√≠mos una clasificaci√≥n previa de aquellos caminos "viables" desde el punto de vista social, ambiental y de accesibilidad, procedimos a un consenso con los colectivos sociales de la zona y a un periodo de informaci√≥n p√ļblica en los Ayuntamientos. De esta forma quer√≠amos corregir los posibles recelos de la poblaci√≥n que siempre salen tras experiencias de este tipo.

De esta manera, trabajamos hasta la fecha con doce Senderos Básicos y treintaiseis Senderos Complementarios.  Todos ellos permiten recorrer la comarca en los cuatros sentidos.

Posteriormente, se realizaron la se√Īalizaci√≥n de los caminos. ¬†Sobre la difusi√≥n de esta red no hemos hecho todav√≠a mucho; esto nos da cierto miedo a que podamos perder el control, provoc√°ndose grandes impactos en el medio. Por esta raz√≥n queremos ser cautos.¬† A pesar de ello los senderos ya son utilizados por excursionistas... y nosotros no hemos hecho casi nada.

A la hora de seleccionar y poner en marcha proyectos de turismo rural es importante tener en cuenta esta red que hemos seleccionado.  La recuperación de parte de la infraestructura tradicional existente en las zonas de influencia de esta red, por parte de los propios habitantes de la Sierra, siempre y cuando sea posible, evitando la especulación de estos territorios, permite asegurar un continuado uso armonioso del espacio, evitando los impactos que podría darse al permitir una implantación alóctona. De esta forma majadas, chozos, zahurdones, casas de campo, abrevaderos,.... pueden dar cobijo a actividades complementarias a su uso tradicional.

Tambi√©n hemos hecho un esfuerzo en sensibilizar al viajero y usuario en la manera de comportarse. ¬†Entendemos que los caminos son un aprendizaje y una toma de contacto con todos los valores que el medio nos ofrece. Aparte de las normas t√≠picas de uso: referencias a los fuegos, cerrar las cancelas. evitar los ruidos, etc... pusimos empe√Īo en que el viajero se encuentre con la comarca en el propio ritmo en que la encuentra, que parte de su comportamiento va a influir en posibles decisiones de creaci√≥n de infraestructuras impactantes para la monta√Īa: que ducharse dos veces al d√≠a supone hacer m√°s pantano, que querer llegar pronto a los pueblos demanda carreteras rectas, etc... De esta forma aconsejamos que, una vez efectuada la visita a la Sierra de Gata, siempre se haga llegar impresiones a las Corporaciones Locales de lo que les ha parecido el encuentro con la Sierra. Esto hizo despertar una conciencia muy positiva en ios Ayuntamientos, empez√°ndose a cuestionar ciertas visiones del territorio.

PROBLEM√ĀTICA

Uno de los principales problemas con los que nos hemos encontrado ha sido la falta de marco jurídico.

La falta de sensibilidad por parte incluso de la propia administraci√≥n a la hora de poder trabajar con los caminos ha sido otro de los grandes problemas. De esta forma la propia Diputaci√≥n de C√°ceres as√≠ como la Direcci√≥n de Estructuras Agrarias, efect√ļan "mejoras" mediante obras muy impactantes en el medio, bajo la excusa de funcionalidad, De esta manera, los anchos de los caminos han pasado de 2 m. a 10-12 m. de firme, las paredes de piedras que encerraba los caminos han sido sustituidas por alambradas met√°licas, los pasos de aguas, alcantarillados y dem√°s construcciones de mamposter√≠a de granito o pizarra son cambiadas por pegotes de hormig√≥n. Adem√°s la propia Consejer√≠a de Agricultura est√° suministrando parques de maquinar√≠a a las Mancomunidades de Municipios con el fin de que √©stas arreglen sus caminos. Los criterios que se siguen en estos trabajos son de car√°cter electoralista y muy pocas veces se tienen en cuenta criterios ambientales adem√°s de los sociales.

Hemos podido comprobar que cuando las corporaciones locales est√°n preocupadas de la conservaci√≥n de su patrimonio as√≠ como la mejora en las explotaciones agr√≠colas el resultado es agradable; ya que son √©stas al final las que pueden frenar un deterioro de organismos superiores de la administraci√≥n; pero esto pasa por desgracia pocas veces y son muchos los caminos a√Īejos arrancados a nuestra comarca y suplantados por una red elaborada con criterios urbanos, por decir algo, en donde las fuentes, pilones, calzadas, muros de piedra_ y mil elementos m√°s han sido y son destrozados.

CONCLUSIONES

Conjugar el respeto de los valores ambientales con el desarrollo rural en un mismo espacio es tarea urgente. La planificaci√≥n del territorio as√≠ como los Planes de Ordenaci√≥n de los Recursos Naturales de las comarcas son una herramienta de trabajo muy v√°lidas. Pero no nos enga√Īemos, si no trabajamos con la sensibilidad que este fen√≥meno se merece, el turismo rural puede hacer un grave da√Īo a nuestra geograf√≠a rural; hay innumerables ejemplos ya de √©sto; La Vera en C√°ceres, Las Alpujarras en Granada,...; lugares donde el hombre y la naturaleza se ha dado la mano a lo largo del tiempo, labrando un paisaje armonioso son utilizados como panaceas absurdas ante la necesidad de sacar adelante al mundo rural.

Creemos que existen grandes abismos entre lo que se define como Turismo Rural y Turismo en el Medio Rural. Si no conseguimos que la población rural, la de siempre, se vea envuelta en los procesos de participación del Desarrollo Rural estaremos sentenciando lo que por otro lado queríamos defender y potenciar

En una sociedad tan falta de magia y de ilusiones, carente de vínculos emocionales con el medio que nos rodea, andar a través de los caminos de nuestra geografía rural puede suponer el encuentro con nuestras raíces más perdidas. Pero para que ésto pueda seguir ocurriendo es fundamental ser más respetuoso con la naturaleza, y ser más respetuoso con la naturaleza empieza por ser uno más respetuoso consigo mismo.

De esta forma en los caminos encontramos la parte m√°s viva de todo esto. Por ello si muchos de los antiguos caminos que construyeron a su paso los Vetones, romanos, √°rabes... a√ļn permanecen terminado el siglo XX, es obligado no perder de referencia este hecho.

Cuando se plantean actividades turísticas en el medio rural es normal encontrar voces que alertan sobre el peligro que este tipo de actividades pueden causar al medio y a su cultura.

Por otro lado las demandas de usar el medio natural para el disfrute con actividades de carácter turístico está en aumento.

 

Tags: senderismo, turismo, Sierra Gata, Red de Senderos del Sistema Central, Senderia
Licencia: Reconocimiento
A√Īadir comentario 0 comentarios