Posts 11600 posts Fotos 8851 fotos Camara 1531 videos Comment 86 podcasts Author 6419 usuarios Grupos 235 grupos Bulb 493 ideas
Rincón web de chema7
Chema Barba Márquez

El Blog de Chema Barba

Recepcionista de la cadena Barceló Hotels & Resorts. Máster en Dirección Turística (UCA) y en Dirección Hotelera (US).

Chema Barba Márquez
Publicado por chema7 el 2 de Abril de 2013

La estrategia “sin filigranas” según el modelo de reloj estratégico de Porter, es aquella que busca tener precios bajos y productos de baja calidad. Buscan clientes muy sensibles a las reducciones de precios que no les importa demasiado la calidad de los productos.

Las dificultades económicas presentes obligan a los turistas a reducir el presupuesto que se destina a viajar por lo que esta estrategia tiene mucho peso actualmente.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Reloj estratégico de Porter.

Con tal de seguir disfrutando de unas vacaciones, el viajero es capaz de prescindir de comodidades y servicios a la hora de viajar, por ello las empresas turísticas han de tener muy presentes las prioridades y postergaciones de los turistas.

Las aerolíneas han creado una peligrosa tendencia de mercado, porque ahora nos encontramos con un tipo de cliente que quiere low cost para todo. Hoy en día hay muchos viajeros que expresan vigorosamente su negación a pagar un viaje de avión Sevilla-Madrid por 200€.

Para ello es importante la realización y estudio de encuestas dirigidas a viajeros habituales para tener en cuenta de qué servicios se podrían privar.

Esta estrategia debe implantarse de una forma correcta, y no desembocando en un servicio cutre y peligroso, que es lo que está pasando últimamente.

En el sector hotelero, también se están produciendo triunfos con este tipo de habilidad.

Hay hoteles que empiezan a reducir aún más costes y también se ciernen a estrategias de low cost, ofreciendo en muchas ocasiones la oferta del 3D (ducha, dormir y desayuno). Se evitan así los costes de gimnasios, piscinas, animación, restaurantes y demás servicios que otros hoteles utilizan para aumentar el valor añadido.

Los hoteles con estrategia sin filigranas evitan el coste de mantener un restaurante y unas instalaciones que les van a dar muchos costes y optan por crear su ventaja competitiva en el bajo coste, lo que les lleva a que su clientela se encontrara precios bajos en comparación con hoteles de playa normales que ofrecen media pensión y pensión completa, piscina, sauna y gimnasio.

José Manuel Barba Márquez

Tags: porter, low cost
Licencia: Reconocimiento
Añadir comentario 2 comentarios
Miguel Angel Campo Seoane

Chema, muy buen estreno a solo tres meses y medio de registrarte en esta comunidad, planteando el mayor problema al que hoy se enfrenta el gestor hotelero, mi más sincera enhorabuena.
Profundiza en el estudio y análisis de los pros y contras a los que nos enfrenta Porter, tan gráficamente con su “Reloj estratégico”, para lo que voy a ofrecerte alguna idea sobre la que puedas desarrollar ese análisis.
1 “Sin filigranas” busca tener precios bajos y productos de baja calidad, buscando clientes muy sensibles a la reducción de precios, ¿Podría llevar a una empresa hotelera a perder más cuantos más clientes consiga atraer con esta estrategia, en las actuales circunstancias del mercado hotelero español? y en cualquier caso a dejar de ganar una parte muy importante de su potencial de beneficios.
2 Bajo precio, hasta donde de bajo, en un mercado con una gran crisis por parte de la demanda unida a una fuerte sobreoferta.
3 Hibrida: buena relación calidad-precio, vale la pena pensar si podemos encontrar suficiente número de clientes para nuestras necesidades de rentabilidad.
4 Diferenciación, figura clave a considerar por el gestor hotelero, pensando en que y como diferenciarse, porque nadie estará dispuesto a pagar más por lo mismo, en un mercado tan transparente como el actual, y en el que la mayoría de la oferta se ha convertido en una “commodity” indiferenciada.
5 Diferenciación segmentada, enfocada a targets que ofrezcan un alto nivel de seguridad para alcanzar los objetivos empresariales.
En mis post, he escrito muchas veces de como he comercializado con tres tarifas con distinto nivel de servicio para cada una de ellas, respuesta a hacer frente a las estrategias 3 a 5 de Porter, partiendo del mercado mayoritario existente.
6 Precio incrementado con producto estándar, el resultado será que como señalamos en el punto 4 “nadie estará dispuesto a pagar más por lo que puede obtener por menor precio”.
7 Precios incrementado con producto de valor bajo, esta estrategia tendrá la misma respuesta que la anterior.
8 Producto de valor bajo con precio estándar, esta estrategia tendrá la misma respuesta del mercado que las dos anteriores.
Solo en los niveles estratégicos 3 a 5 se puede trabajar con probabilidades de éxito, el problema es que en la hostelería española, la mayoría han elegido el 1 y 2, sin darse cuenta de si bien pueden ser válidas para empresas con oferta muy flexible y variada, no lo son para una empresa de servicios con oferta rígida y muy influenciada por la temporalidad de la demanda, y en muchos casos pretendiendo unirlas a las estrategias 6 a 8, en una pretensión de aprovechar momentos puntuales de la demanda.
Te animo a seguir aportando ideas, nuestra hostelería las necesita, aunque algunos no quieran verlo.

Escrito el 2 de Abril de 2013, hace 6 meses
Chema Barba Márquez
#2 chema7 dice:

Muchísimas gracias y magnífica aportación la suya Miguel Ángel con su comentario.
Procuraré contribuir con el mayor número de ideas posibles, y sobre todo en estos tiempos, azotados por la angustiosa y duradera crisis económica.
Sigo con mucha atención sus posts desde hace tiempo, tienen un valor tremendo por la cantidad de conocimientos que aportan.
Enhorabuena por su trabajo!
Un saludo!

Escrito el 3 de Abril de 2013, hace 6 meses