Posts 11600 posts Fotos 8851 fotos Camara 1531 videos Comment 86 podcasts Author 6419 usuarios Grupos 235 grupos Bulb 493 ideas
Rincón web de jgomezpunzon
Jonathan Gomez Punzon

El Turismo Actual

Jonathan Gomez Punzon
Publicado por jgomezpunzon el 16 de Abril de 2013

Citius, Altius, Fortius.¬†Esta famosa frase fue pronunciada por el bar√≥n Pierre de Coubertin en la inauguraci√≥n de los primeros Juegos de la Edad Moderna, en 1896. Todo deportista ol√≠mpico que llega a lo alto de un podium para recibir su medalla, lleva detr√°s un inmenso esfuerzo de trabajo y dedicaci√≥n, un entrenamiento y una experiencia adquiridas durante a√Īos y a√Īos de preparaci√≥n. Sus objetivos son claros, tanto individuales como colectivos:¬†llegar mas lejos, llegar mas alto y ser mas fuerte;¬†no s√≥lo pretende conseguir su medalla, sino otorgar prestigio para su pa√≠s. Son estas las razones en las que pensaba Pierre de Coubertin cuando inici√≥ su movimiento ol√≠mpico; pretend√≠a inculcar el desarrollo personal, el impulso de las cualidades personales, y la expansi√≥n de valores como el esfuerzo para alcanzar nuevos retos personales y profesionales.
Cuando un profesional del sector turístico comienza su devenir en la industria tras terminar su época de formación en universidades u otras instituciones académicas se encuentra ante el reto de querer llegar más lejos, más alto y ser mas profesional o estancarse como un profesional más; tiene la opción de convertirse en un profesional que al igual que los mejores deportistas, tengan más posibilidades de conseguir sus metas: CITIUS Al igual que un gran atleta olímpico, todo buen profesional turístico quiere "llegar mas lejos", comprender mejor el sector por grande que sea; un buen profesional turístico quiere desarrollar su conocimiento y capacidad profesional. Si se quiere conseguir este desarrollo se debe comenzar a través de la acción: acumular una amplia experiencia al igual que un gran atleta. Esta acción implica entrenar en tu sector: conociendo culturas y formas de turismo, empresas turísticas, conocer las tendencias, dominar el know-how, comprender las realidades del negocio turístico, implementar un benchmarking personal, crear una red de contactos profesionales; implica tener interés y querer participar más allá de sus competencias: conocer lo que ocurre en diferentes ámbitos turísticos, no necesariamente aumentando el tiempo que dedicamos a conocer nuestro sector, sino cómo lo estamos aprovechando. 

Al igual que un gran atleta que practica continuamente,¬†un buen profesional del turismo convierte toda esta acci√≥n de "llegar mas lejos" en una experiencia acumulada.¬†Esta experiencia adquirida distinguir√° al buen profesional tur√≠stico ya que podr√° aportar un valor a√Īadido¬†sin mayores metas que la satisfacci√≥n profesional de ampliar su conocimiento. Al igual que un atleta, el profesional tur√≠stico tambi√©n dispone de¬†un tiempo limitado para conseguir resultados. Por ello, este profesional deber√° ser constante: amplificar los sentidos para descubrir clientes u oportunidades de negocio, desarrollar su inteligencia de mercado para comprender lo que nos rodea, conocer qu√© situaci√≥n le condiciona en cada momento, en definitiva acumular experiencia¬†mas all√° de lo que aportan los t√≠tulos, un cargo o el simple conformismo; s√≥lo as√≠ nuestro "profesional del turismo" tendr√° las primeras opciones de colgarse una medalla. Querer llegar m√°s lejos, "Citius", es la primera caracter√≠stica que distingue a los buenos profesionales del turismo. ¬†

ALTIUS   

Un buen profesional del turismo tambi√©n quiere llegar m√°s alto. Al igual que un atleta con la vista puesta en esa barra de altura que le separa de su objetivo, el buen profesional deber√≠a superar con creces las particularidades¬†impl√≠citas del turismo para desarrollarse en este sector, y que se representan a trav√©s de la actitud frente a horarios indefinidos, calidad de servicio y atenci√≥n al cliente, empat√≠a, predisposici√≥n, resoluci√≥n, actitud, etc. Lo que permite a un buen profesional llegar m√°s alto¬†parte en gran medida de su propia voluntad, sentir que es √ļtil para solventar retos m√°s complejos, mejorar su empresa, ayudar a sus compa√Īeros, etc; al igual que un gran atleta ol√≠mpico, llegar mas alto consiste en poder encontrar m√°s recursos que los que uno cree que posee. Si anteriormente a trav√©s de la acci√≥n hemos adquirido una experiencia y nos ha servido para conseguir un desarrollo, un buen profesional del turismo debe intentar seguir evolucionando.

Poder evolucionar es por tanto una oportunidad. Al igual que un aspirante a medalla olímpica, un buen profesional turístico también entrena y mejora en su día a día en busca de un objetivo final: dirigir un hotel, tener su propio negocio, gestionar un equipo de profesionales, etc; son oportunidades porque le permite ir alcanzando objetivos que demuestran que es la persona idónea para conseguir esa "medalla olímpica".  Citius nos permitió saber lo necesario del sector para ser un buen profesional, ahora podemos desarrollar Altius a través de las oportunidades: una buena comercialización, unos buenos productos, calidad y diferenciación, etc, pero todo eso es y será simple teoría si no hay detrás un gran atleta que quiera conseguir llegar mas alto y que quiera incluso mejorar esos objetivos mediante su voluntad personal y profesional.

FORTIUS

Nuestro atleta se presenta ante su objetivo, a pocos d√≠as de las olimpiadas, con una sana y s√≥lida¬†confianza que como hemos visto, ha conseguido tras un larga pero enriquecedora evoluci√≥n acumulando experiencia: conociendo las t√©cnicas necesarias para desenvolverse en el sector a nivel nacional e internacional, descubriendo las √ļltimas tendencias y necesidades, aprendiendo a¬†manejar¬†las situaciones complejas que se pueden presentar y como superarlas; adquiriendo habilidades de gesti√≥n y direcci√≥n y otras¬†competencias adicionales: idiomas, aptitudes aplicadas, conocimiento comercial, etc, y¬†habiendo¬†aprovechado todas y cada una de las oportunidades de las que ha dispuesto para ir pasando rondas clasificatorias hasta estar clasificado "para las olimpiadas".
Todo esto se ha convertido en seguridad, en conocimiento; en disponer de todo lo necesario para poder lograr una victoria, ha llegado su oportunidad convertido en un firme candidato a lograrla. 

A lo largo de todo este proceso y de forma paralela, este atleta ha entrenado periódicamente, ha comprendido que necesita ser percibido por sus patrocinadores, entrenadores, e incluso a por si mismo como alguien absolutamente preparado para conseguir sus retos, alguien que no ha dejado nada al azar y ha mejorado sus capacidades, alguien que toda la experiencia y conocimiento que ha adquirido también le permitirá transmitir un legado para que lo utilicen otros profesionales, en definitiva alguien fortius. Pero el día antes de viajar a los juegos olímpicos, el atleta recibe esta carta mientras hace su equipaje:



"Estimado Se√Īor Bolt,
Sirva la presente carta para felicitarle por su excelente nivel de resultados demostrando un espíritu olímpico envidiable al mejorar continuamente en sus entrenamientos. Por otra parte lamentamos comunicarle que desafortunadamente y a pesar de su experiencia, perfil deportivo y a pesar de los resultados obtenidos, actualmente se encuentra "sobrecualificado" , por lo que no puede participar en los juegos olímpicos. Gracias por su sacrificio, pero prefiero llevar a la final olímpica a un atleta que tenga menos cualificación que usted,
Atentamente,
El seleccionador nacional"


 
¬ŅAlguien lo puede comprender?.¬†
La tan de moda¬†sobrecualificaci√≥n¬†en Espa√Īa puede que simplemente sea un reflejo de los temores de aquellos profesionales que no han podido, o no han querido, o no han necesitado experimentar, entrenar o practicar todo aquello que un buen profesional tur√≠stico puede aportar en su desempe√Īo profesional para hacer mejor a una empresa o instituci√≥n, a sus compa√Īeros e incluso a sus superiores. Si nos fijamos en este gr√°fico, la relaci√≥n entre la cualificaci√≥n profesional y los mandos intermedios y altos son inversamente proporcionales.¬†¬ŅAlguien preferir√≠a en su empresa o instituci√≥n a profesionales tur√≠sticos que rehuyan del compromiso o que carecieran de la voluntad personal como para llegar a ser¬†citius, altius y fortius?. Si realmente queremos que las empresas tur√≠sticas espa√Īolas e instituciones mejoren exponencialmente no podemos seguir defenestrando al capital humano llam√°ndolo "sobrecualificaci√≥n", porque es ese capital el que precisamente va a garantizar el desarrollo del turismo en Espa√Īa. Los profesionales que conocen m√°s a fondo el sector tur√≠stico son aquellos que han acumulado experiencia trabajando con diferentes culturas o pa√≠ses, son aquellos que est√°n mejor relacionados profesionalmente, son aquellos que pueden ofrecer nuevas ideas derivadas de su experiencia, son aquellos que pueden aportar a sus compa√Īeros, son todos esos profesionales que podr√°n desarrollar el verdadero potencial del futuro sector tur√≠stico de Espa√Īa. Los temores a que un buen profesional contratado abandone un proyecto solo responden al cortoplacismo, a la inmediatez, y al desconocimiento en la gesti√≥n del capital humano, careciendo de explicaci√≥n alguna desde el punto de vista de la rentabilidad profesional y del desarrollo de negocio tur√≠stico.

¬ŅAlguien imagina a un seleccionador nacional acudiendo a compromisos deportivos de nivel mundial con deportistas de nivel menor incluso que el¬†amateur?. ¬ŅAlguien puede imaginar una final ol√≠mpica con un representante de Jamaica que no es¬†Usain Boltsino alguien que jam√°s ha corrido ninguna distancia?. ¬ŅAlguien entender√≠a a un director tur√≠stico que busca crear departamento comercial pero quiere empleados que no hayan tenido nunca una reuni√≥n de ventas, o que nunca hayan pisado una feria de turismo?. Suposiciones y met√°foras podemos encontrar miles.¬†Las respuestas a estas preguntas son obvias y la soluci√≥n al problema tambi√©n es sencilla, pero lamentablemente la realidad es muy diferente. Seguimos escuchando en Espa√Īa frases como "Tenemos que mejorar en..", "Debemos innovar en...", "La diferenciaci√≥n ha de ser....", pero¬†Se√Īor Pierre de Coubertin, como usted indic√≥, si un¬†atleta¬†que alcanza su medalla autom√°ticamente otorga prestigio y legado a su¬†pa√≠s (o empresa), entonces:¬†¬ŅPor qu√© en Espa√Īa se dice "sobrecualificados" cuando en realidad saben que conseguir objetivos empresariales tur√≠sticos de manera satisfactoria pasa √ļnicamente por que lo realicen los "citius, altius y fortius"?.¬†
Tags: Turismo, RRHH, Sobrecualificaci√≥n, √Čxito
Licencia: Reconocimiento
A√Īadir comentario 0 comentarios